Cuidados de las plantas de macetas

Uno de los tipos o variantes de plantas más utilizadas siempre han sido las de macetas, y aunque muchas personas suelen aplicarles los cuidados que ellas mismas consideran necesarios, no tienen en cuenta las verdaderas necesidades de las plantas, motivo más que suficiente para que, si te sientes identificado, te pongas a leer este artículo en el que te traemos algunas recomendaciones para que mejores su calidad de vida.

Teniendo siempre en cuenta entonces que las plantas de maceta, de por sí, requieren menos cuidados que las demás, debes saber que de todas formas, hay que cambiarles su casa cada cierto tiempo, siendo lo ideal un año, o año y medio, espacio prudencial en el que deberemos cambiar la maceta, además la tierra, y vigilar que las raíces estén en un punto adecuado, porque si la maceta está quedando chica corre riesgo de morir pronto.

Por otro lado, debes saber que en muchos casos puedes llegar a observar las mismas raíces saliendo por los huecos que tiene la maceta para drenar el agua del riego y así intercambiar oxígeno. Si ves que luego de algunos segundos la planta comienza a ponerse marchita, y parece que no la hubieras regado, lo que sucede es que cuenta con más raíces que tierra, entonces no se retiene la humedad en la maceta, y ésto la daña notablemente.

En cuanto a la fertilización de las plantas, también podemos traer algunos consejos, en este caso relacionados con la necesidad que tienes de fertilizarla, pero no con cualquier producto, sino con uno de esos que vienen indicados por la liberación lenta de sus nutrientes. Si sigues las instrucciones precisas del empaque, no tendrás problemas en lograr los mejores resultados con la exposición a la luz.

Finalmente, tampoco podemos dejar de destacar que cuando mencionamos ésto de la luz, no hablamos únicamente de que a la planta le llegue luz solar, sino también que, considerando el proceso de alimentos que se generan en las hojas, la luz y el calor que les llega, permiten el proceso de fotosíntesis y por ende, si se afectan estos parámetros, no se podrán procesar los nutrientes, y la planta morirá.