Diferentes cítricos ornamentales

Existen muchos cítricos ornamentales que podrás incorporar en la decoración de tus jardines. Algunos de ellos podrán ser colocados en macetones. Entre los más usados encontramos los kumquats, se trata de árboles de un tamaño pequeño. Tienen la ventaja de ser resistentes al frío. Sus frutos son pequeños, con una corteza fina y con muchas semillas.

Citricos para tu jardin

Cabe destacar que en los ambientes muy calurosos o en ambientes con aire seco se puede cambiar el sabor del fruto o se genera una caída de los frutos.

Si lo tienes un una maceta pequeña deberás cambiarlo en cada primavera a una de un tamaño superior. En la época de mayor crecimiento habrá que fertilizarla con abono líquido.

Otra especie ornamental que puedes tener en tu jardín es el Calamondín (x Citrofortunella mitis). Es un pequeño arbolito cuya copa se caracteriza por ser densa, muy resistente al frío y muy productivo.

Es necesario que el suelo en donde esté sea fértil, húmedo, bien drenado, y a pleno sol. En algunos casos vemos que es cultivada en macetas como una planta de interior.

El naranjo amargo (Citrus aurantium) se puede encontrar en muchos jardines, parques, plazas y avenidas de ciudades importantes. Es un árbol de tamaño pequeño ideal para ser usado en macetones en las terrazas grandes o en los patios. Es muy bonito y alegre gracias al color de los frutos y su denso follaje verde oscuro.

El Chinotto (Citrus myrtifolia) se trata de una especie con un crecimiento lento, el fruto es pequeño, ligeramente aplastado, de un tono anaranjado intenso muy particular y bonito. Una planta ideal para los jardines de tamaño acotado.

Foto | Flickr