Fertilizar, clave para el bienestar del jardín

Cuando hablamos de nuestro jardín, o más bien de las acciones relacionadas con la jardinería, tenemos que tener en cuenta que existen algunos cuidados más bien vistosos, y otros que no lo son tantos. La fertilización es uno de los que pertenecen a este segundo grupo, y por eso mismo queremos repasar una vez más la trascendencia que tiene este procedimiento para llegar a tener éxito en el desarrollo de nuestro jardín.

Ahora bien, aunque fertilizar es importante, para que realmente sirva tenemos que hacerlo en la cantidad indicada y en el momento correcto. Por ello mismo es que cuando la fertilización se lleva a cabo de forma consciente, en las proporciones y espacios necesarios, logra que nuestras plantas se vean mucho más saludables, ofreciéndonos más hojas de lo normal, y también produciendo los nuevos brotes que permitirán su continuidad.

Fertilizar jardines

Fertilización en interiores y exteriores

Luego de eso, debemos concluir de la misma manera, que existen ciertas diferencias a la hora de pensar en la fertilización de las plantas de interior, que de las de exterior. Como las primeras de ellas normalmente habitan en macetas, se diferencian de las demás considerando que pierden sus nutrientes con mayor facilidad y velocidad, porque su suelo se lava y también se pega, así que hay que revolverlo en la medida de lo posible.

Fertilizantes orgánicos, mejores

Por otro lado, recomendamos siempre utilizar fertilizantes orgánicos, como el humus de lombriz o el compost. Su principal función es lograr que la tierra no tienda a compactarse, y como son más naturales, funcionan de una forma mucho más sencilla en derredor de la planta. Incluso, los fertilizantes orgánicos son una forma perfecta de mejorar el suelo donde las distintas especies tienen lugar.

¿Cuándo fertilizar un jardín?

Además, es interesante considerar los tiempos para fertilizar un jardín. Lo mejor es hacerlo cuando el invierno comienza a irse, es decir, por esta época del año. Incluso, siempre que te interese fertilizar, debes saber que no hay que hacerlo cuando las temperaturas son extremadas, es decir, en medio del invierno o en medio del verano.