Flor murciélago: principales características

Flor murciélago

Aunque la Flor murciélago es una de las más conocidas en los últimos tiempos, aún hay personas que no la conocen, ni a sus principales características, y por eso queremos enseñarte algunos elementos interesantes acerca de una especie que se está transformando en una de las más buscadas, sobre todo en los viveros y centros de jardinería de las grandes ciudades.

Conocida científicamente como Tacca chantieri, pero llamada para todo el mundo como Flor murciélago, se trata de una planta que llama la atención porque posee una inflorescencia que hace recordar, desde luego, a estos mamíferos nocturnos. A nivel biológico, debemos decir que es una planta herbácea, que se caracteriza y diferencia de otras semejantes por poseer tallos carnosos, cilíndricos y gruesos.

Se trata de una planta que se puede adaptar a distintas partes de la casa, ya que su crecimiento normalmente no supera los 70 centímetros, y aunque es originaria de las selvas tropicales de Asia, ya se puede encontrar en España sin demasiados problemas. Particularmente, nosotros la recomendamos como planta de interior, ya que resulta de lo más decorativa, por lo que es ideal para patios internos de la casa que tengan poca luz, por ejemplo.

Otro consejo que podemos darte es que siempre que pienses en la Flor murciélago, no analices el poner sólo un ejemplar, sino varios en el mismo lugar. Aunque no lo creas, lo único que deberás preocuparte es de la temperatura a la cual la expones, que conviene que sea siempre por encima de los 10° C.

Si quieres que resista mejor el frío en el interior, conviene que comiences a abonarla en este mismo momento y hasta el próximo mes de febrero, ya que de esa forma las raíces no estarán demasiado frías, y podrán soportar mejor las temperaturas. Si quieres aumentar la humedad, conviene en tanto que la pulverices con agua de lluvia.