Hongos en las plantas ¿Buenos o malos?

Coincidimos en que hay muchísimos hongos malos para nuestras plantas, pero… ¿son todos así? Cierto es que siempre comento el estar pendientes de si nuestras plantas están sanas o bien han contraído algún tipo de hongo que las esté matando poco a poco. Pero os recuerdo que existe una inmensa variedad de tipos de hongos.

Lo importante es tenerlo en cuenta, pues no todos somos expertos en la materia, pero hay hongos que se pueden diferenciar. El color, la zona donde los tenga la planta y las consecuencias que provoca en nuestras especies nos indican que algo va mal y que pueden ser hongos.

Por el contrario existen hongos en las plantas que son beneficiosos para ellas. Existe un tipo de hongo llamado Micorrícicos que suelen entrar en simbiosis con las raíces de las plantas generando así una optimización en la captación de agua, mejorando su nutrición (especialmente en suelos de poca fertilidad) e incluso pueden obtener sustancias estimulantes de crecimiento.

hongos en las plantas

Recuerda que los hongos pueden nacer en diferentes partes de nuestro jardín o exteriores. Algunos brotan en los árboles o en el césped, mientras que otros crecen en las plantas, en el tallo, hojas o muy comúnmente, en las raíces. El color es diferente, dependiendo el tipo de hongo puede ser blanco o también verlos en rojo o bien con manchas amarillas.

Otro tipo de hongos son comestibles, sobre todo los silvestres. Es importante saber distinguirlos ya que también encontraremos hongos venenosos, que pueden causar una grave intoxicación tanto a animales como a personas. Existen muchos tipos de hongos que contienen elementos tóxicos, así que ten cuidado.

Por lo demás ya hemos visto que existen hongos en las plantas tanto buenos como malos, siendo más habitual éstos últimos. Si crees que tu planta ha cogido hongos, dependiendo su estado, utiliza productos para deshacerte de ellos y no la riegues más de lo que debas. Si es un caso perdido, es mejor eliminarla de donde esté y limpiar muy bien toda la zona que haya tocado la especie.

foto: boundless