-

Huerta organica -Parte I-




Hoy en Decoración y Jardines hablaremos sobre cómo realizar una pequeña huerta orgánica en casa. Si te encantan las huertas, aquí te dejamos algunos consejos para ubicarla en el jardín o patio de nuestra vivienda.

Piensa que los alimentos orgánicos nos sirven, de alguna manera, para encontrarnos bien nutridos.. con alimentos sanos y seguros. De esta manera realizaremos una huerta donde los alimentos puedan desarrollarse de manera natural sin utilizar pesticidias.

Si quieres hacer tu propia huerta casera, pequeña y coqueta.. no te pierdas este espacio! Con un poquito de información, poco dinero y buena mano obtendremos hortalizas y vegetales muy naturales.

huerta casa

Para tener los mejores resultados, intentaremos contar con unos cuantos canteros.. unos 5 van a ir muy bien. Recuerda que el secreto es nuestra mano, el sistema y el cuidado e interés que pongamos en la huerta. Una vez aclarado este punto deberemos tener encuenta la rotación, siempre utilizar abonos orágnicos y las plantas que deseamos cultivar.

Lo siguiente a tener en cuenta es el tipo de tierra. prepara el terreno limpiándolo de piedras, vidrios, malas hierbas y alejandolo de los yuyos.. después pondremos el cantero con toda confianza. Intentan que tengan un margen entre 30 y 40 cm entre uno y otro.. de esta manera podremos movernos con total facilidad entre ellos.

Por último, nos fijaremos en el abono… Cuando la tierra la tengamos bien preparada y los canteros hechos, ya podremos sembrar lo que queramos! Eso sí, procura siempre utilizar abonos orgánicos, de esta manera enriqueceremos la tierra de forma saludable. Incluso para más -inri- podemos hacerlo nosotros mismos! así estaremos completamente seguro que es natural.. recuerda que podemos realizarlos con restos orgánicos como estiércol, restos de patata, restos de vegetales,  cáscaras de huevo, restos de fruta, un poco de ceniza.. etc.

Añade estos a la tierra, empareja bien y después regaremos la zona para que tenga bastante humedad… aunque en otras ocasiones hemos cubierto todos estos desperdicios con un plástico, después de cubrirlos de agua.. se espera a que fermente  y se hecha  a la tierra.

En el siguiente espacio seguiremos ahondando un poquito más para saber cómo realizar una estupenda huerta casera en nuestro hogar. Esperamos que os sirva de utilidad!




Más contenidos recomendados:
Falta de insectos y fertilización del pepino
Más contenidos recomendados:
Rotación de los cultivos en tu huerta
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=retro&r=g
Silvia Martínez Casareshttp://decoracionyjardines.com
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imagen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además, soy peluquera... ¡cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!

Lo último...

Algunas curiosidades sobre las plantas, flores y árboles

Existen miles de curiosidades sobre las plantas, las flores y los árboles que seguramente no sabías. De hecho, existe tanta cantidad casi como millones...

El perfil profesional de un jardinero profesional

¿Estás pensando en dedicarte a la jardinería profesional? Un jardinero profesional es más que la persona que poda, riega, planta y mantiene las plantas...

Césped artificial como alternativa sostenible al césped natural

Un césped de gran tamaño provoca un importante impacto negativo debido a la gran cantidad de agua que se requiere para su mantenimiento durante...

¿Qué es y para qué sirve la pintura impermeabilizante?

La pintura impermeabilizante ideal es la que ofrece la máxima calidad a un precio realmente accesible.  Conocer cuáles son sus funcionalidades y beneficios serán...

Plantas para cultivar en primavera

Son muchos los beneficios de cultivar en primavera pero también tiene sus contras. A continuación te dejamos con una lista de los cultivos que...
Artículo anteriorEl Arte de Diseñar Jardines
Artículo siguienteHuerta organica -Parte II-