Como cultivar hortalizas en tu jardín de forma fácil

cultivar hortalizas

La idea de cultivar hortalizas en tu propio jardín o huerto urbano, ya de por sí es muy atractiva. Si buscas algunas ideas de cultivo, a continuación te proponemos una pequeña lista.

Cultivar hortalizas: patatas

cultivar hortalizas

Se trata de uno de los cultivos más sencillos que hay. Para ello necesitas un recipiente que sea profundo, un par de tubérculos que cuenten con algunos brotes y tierra apta.

Si las papas no tienen brotes, antes de cultivar, deberás dejarlas durante algunas semanas en un lugar sin humedad, ventilado y oscuro. Pasado un tiempo verás que le han salido brotes.

Una vez que tengas los tubérculos preparados, el siguiente paso es colocar unos 12 cm de tierra apta dentro del recipiente profundo que hayas elegido. Después, coloca las papas con sus brotes a una distancia adecuada.

Cuando hayamos hecho el paso anterior, colocamos una capa de tierra de unos 10-12 cm. Luego solo queda regar un poco y esperar a que la planta crezca. Con el paso del tiempo observaremos que la planta ha crecido unos 10 cm más o menos, en este momento deberás cubrir otra vez con tierra unos 5 cm. Este proceso debes repetirlo, a medida que la mata crezca, hasta que no haya más espacio para tierra en el recipiente.

Realmente cultivar papas es muy fácil. Y, una vez que florezcan las plantas, ya se habrá llenado el interior del recipiente de patatas.

Cultivar hortalizas: acelgas

cultivar hortalizas

Las acelgas son un cultivo relativamente sencillo y, además, en la gastronomía son de lo más versátiles. Se pueden integrar en muchas recetas diferentes y son de lo más sanas. Las acelgas se cultivan directamenten en la tierra y preferiblemente en primavera u otoño.

Si se quieren plantar en macetas estas han de tener una profundidad mínima de 25 l y la distancia, entre plantas, ha de ser de 8 cm. Por último, además de saber que no son cultivos muy exigentes, la cosecha es a partir de las 8 semanas.

Tipo de Tierra

Para el cultivo de la acelga debes saber que crecerá muy bien en un tierra rica en nutrientes, con un pH cercano a 6 y con un estupendo drenaje. No obstante, esta se puede plantar en casi cualquier tipo de suelo. Lo único que necesita es que este no esté saturado de agua.

Germinación

Sobre su germinación, las semillas de esta planta se ponen en agua un par de días antes de plantarla. Después ya se pueden plantar a 2,5 cm de profundidad, directamente en el suelo. Ten en cuenta que deben plantarse a 8 cm de distancia entre sí. Pero, además, también debes saber que necesitan de mucho espacio para las raíces por lo que si van en un macetero tienes que cultivar una planta por recipiente.

Exposición al Sol

Para este tipo de cultivos, es necesario de un lugar donde de el sol. En jardines y terrazas donde el sol de de lleno, serán los mejores lugares para cultivar acelgas. También debes saber que esta planta tolera parcialmente algo de sombra.

Riego

Sobre el riego basta con saber que la acelga requiere de agua 2-3 veces por semana. Lo suyo es regar bastante, sin encharcar, en cada toma. Por lo demás esto puede variar en función del clima puesto que en verano puede que se tenga que aumentar la dosis diaria de la semana.

Recolección

Una vez que las hojas de la acelga llegan a los 18 cm de longitud, ya se pueden empezar a recolectar aquellas más externas.

Consejos Básicos

Por último, te contamos que la acelga no necesita de grandes cuidados y, además, es bastante resistente a ciertas plagas y enfermedades.

Un buen consejo es plantar las acelgas en la tierra, puesto que tiene unas raíces muy profundas. Si lo haces en maceta intenta que solo sea un cultivo por recipiente.

Cultivar hortalizas: puerros

cultivar hortalizas

Otro cultivo bastante sencillo son los puerros que, además, están muy ricos. En la gastronomía se utilizan en muchas recetas diferentes. Generalmente el puerro se puede comer entero, así que habrá poco que desperdiciar de la planta.

El puerro se debe plantar en almácigo durante 3 meses y hacerlo al principio de la primavera. Esta planta se puede cultivar en maceteros de 4 litros con una profundidad de 25 cm como mínimo. Además, hay que mantener una distancia de 15 cm entre cultivo y cultivo. Por lo demás, se cosecha de 3 a 5 meses después de su plantación.

Tipo de Tierra

Plantar el puerro en suelos ricos y adecuados, aunque realmente se pueden adaptar a diferentes tipos de suelos. Generalmente necesitan de un suelo húmedo y bien drenado. Puedes tratarlos con estiércol y compost además, si quieres obtener el mejor crecimiento posible este suelo debe tener un pH entre 6 y 8.

Germinación

Los puerros se pueden sembrar a principios de la primavera. Después, una vez que lleguen a los 10 cm de altura, se trasplantan al suelo. Se hacen hoyos de unos 20 cm de hondo y separados entre sí, si quieres cultivar más plantas. Luego se echa un poco de agua en cada hoyo y se coloca el puerro con las raíces hacia abajo.

Exposición al Sol

A los puerros les encanta el sol, así que crecerán bien en estos espacios. Eso sí, procura que sean lugares en los que haya sombra de vez en cuando.

Riego – Agua

Como muchas plantas no es bueno que estén encharcado, pero tampoco que tengan el suelo seco. De esta manera, la tierra ha de estar siempre húmeda sin llegar a encharcarse.

Consejos Básicos

Por último, te comentamos que puedes remover la tierra debajo del tallo, de vez en cuando. Esto se hace para blanquearlos, aunque también se puede hacer de otras maneras. Pasado el tiempo podrás recolectar los puerros y añadirlos a tus recetas favoritas.

¿Te ha sido de utilidad este post para cultivar hortalizas en el jardín? ¿Necesitas algunas plantas y flores para regalar durante el Día de los enamorados? ¿Buscas las mejores plantas para decorar en enero? ¿Buscas flores y plantas que resistan las heladas mejor que otras?

Ir arriba