Jardines sostenibles, puntos claves

Existen dos tipos de jardines, los convencionales y los jardines sostenibles. En el artículo de hoy nos referiremos a las características principales de los sostenibles. Actualmente el cambio climáticos, la desaparición de los recursos naturales, el agujero en la capa de ozono y otros factores más complicados nos lleva a pensar lo necesario que es aportar algo para mejorar el medio ambiente, este aporte puede traducirse en la creación de un jardín sostenible.

Lo primero que debemos hacer es convertir a nuestro jardín convencional en uno sostenible, pensando que en el jardín convencional lo único que importa es la estética, en ellos importa tener todo bonito sin tener en cuenta el ahorro de recursos y sin usar métodos apropiados como el de regadío.

Jardines sostenibles
Fuente: Susana Secretarlat

En los jardines sostenibles se tiene en cuenta la estructura, la belleza. Se suelen usar materiales reciclados, buscando ahorrar en recursos. Es necesario que nos detengamos a pensar en los elementos que forman el jardín sostenible.

La realidad nos permite pensar que no será necesario contar con un espacio demasiado grande, bastará tener un rincón, un balcón, una pequeña terraza, lo importante es aprender a aprovechar el espacio para convertirlo en un sitio sostenible.

Pasos para conseguir un jardín sostenible

Deberás adaptarlo al suelo y clima de tu zona. En base a ello elegir las plantas que se tienen que colocar.
En segundo lugar se tiene que cuidar de no malgastar el agua, aprovéchala lo más que puedas, recoge agua de lluvia o una algún método de riego eficiente.
Recicla lo más que puedas. Intenta gastar un mínimo de recursos energéticos.
Promueve la diversidad de especies.
Trata de usar siempre los recursos propios evitando el uso de recursos ajenos.

En la actualidad la tendencia de tener un jardín sostenible es cada vez mayor, una tendencia muy positiva que nos permite pensar que el cuidado del medio ambiente va siendo cada vez más cotidiano.