Jardines zen

Los jardines Zen son una de las últimas tendencias en decoración exterior. Una manera original y exótica de decorar el jardín y disfrutar el paisaje. Si bien es cierto que es una tendencia actual debemos conocer que tiene sus orígenes en el siglo XIII.

El uso de estos jardines se debe a que son una excelente alternativa frente a los jardines más tradicionales. Tienen muchas ventajas que te iremos contando a lo largo de este artículo.
Muchos denominan a los jardines zen como jardines secos, son espacios que se usan para la meditación y para la contemplación.

Jardines zen

Entre sus elementos principales deben contener guijarros, piedras, maderas, arena. Basándonos en su composición podemos encontrar dos ventajas: que son económicos para crear y que son fáciles de mantener.

Para crear un jardín Zen no necesitamos de un gran espacio, sino de un sitio adecuado, un lugar que tendrá un aspecto simple y fluido para que nos permita relajar. Lo primero que debemos hacer es crear una especie de recipiente de madera que tenga una altura de 10 centímetros. El recipiente puede tener la forma que más te agrade o el lugar que te permita la terraza.

La arena nos brindará la paz y la calma, por eso debe estar correctamente distribuida en todo el terreno. Tenemos que ayudarnos de un pequeño rastrillo para obtener buenos resultados. También deberemos colocar guijarros y piedras, que representan los obstáculos, las experiencias y los tropiezos que todas las personas vamos teniendo a lo largo de la vida. Esta deben ser de diferentes colores, tamaños y texturas.

Foto | Flickr