La flor cadáver: la más grande y la más apestosa del mundo

¿Te has preguntado alguna vez cuál es la flor más grande del mundo? ¿Y si también hay flores que desprendan aromas apestosos y nada apetecibles? Pues claro que hay respuesta para ambas consultas, y te sorprenderá saber que es la misma: la flor cadáver.

La flor cadáver 1
Wikimedia

Un espectáculo único, y poco agradable

Cuando pensamos en la flor cadáver, lo primero que debemos tener en cuenta es que el nombre “oficial” de esta planta es en realidad “Titan Arum”, pero es conocida en todo el mundo de esta forma menos agradable por algunas razones válidas. Y es que además de ser considerada la más grande de todo el mundo en su género, la flor cadáver es también la que posee el peor aroma entre todas las que podemos conocer hasta el momento.

De hecho, no es casual que la flor cadáver sea denominada así, sino que todo se encuentra relacionado con el aroma putrefacto que desprende esta planta cuando florece, algo que por otro lado es poco usual, pues sucede solo una vez cada siete años. Con su último ejemplar disponible a la vista de todo el mundo en el Jardín Botánico de Washington D.C., esta flor cadáver mide casi dos metros y medio, se cree es el espécimen más grande visto jamás en Estados Unidos y por supuesto, posee un olor nauseabundo, muy semejante al de la carne en descomposición.

Que asegura el interés turístico

Resulta curioso como en un jardín botánico como el mencionado, en el que seguramente podramos ser testigos de miles de las flores con mejores aromas del mundo, las colas más largas de turistas se hayan desarrollado en torno a la flor cadáver. Pero ello tiene que ver con que el proceso de floración se produce muy de vez en cuando, y por otro lado, con que esta especie nativa de la selva tropical de Indonesia, no solo durará poco florecida, sino que además difícilmente pueda volver a ser vista en otro sitio por estas personas que la visitan aquí.

De hecho, la flor cadáver puede encontrarse en muy pocos sitios en todo el mundo, y quienes quieran sentir de cerca su aroma tan desagradable deberán fijarse en algunos jardines botánicos como los de Nueva York en los Estados Unidos, los de Stattugart y Bonn en Alemania o el de Meise en Bélgica, además del ya mencionado. Como podrás ver, no es nada usual encontrarse con la flor cadáver en cualquier parte del mundo.

La flor cadáver 2
Wikimedia

Nociones básicas acerca de la flor cadáver

Desde el punto de vista más puramente científico también hay elementos interesantes que debemos mencionar en torno de la flor cadáver, como por ejemplo el hecho de que es la flor más grande del mundo, la más apestosa, y también una de las más longevas. De hecho, la mayoría de los ejemplares suelen llegar a los 40 años, aunque su floración en ese tiempo se produce apenas unas pocas veces, y la flor abierta permanece solo por tres días.

¿Por qué huele tan mal?

Llegados a este punto, probablemente te interese saber por qué la flor cadáver tiene un olor tan apestoso, y debemos tener en cuenta que por muy característico que sea, de momento los científicos no han encontrado una explicación total. Ernesto Sandoval, cuidador de la Universidad de California en el Conservatorio Botánico Davis, y a cargo de cuatro ejemplares, cree que todo podría relacionarse con que “las plantas han aprendido a imitar estos olores para atraer polinizadores”.

De esta forma, podríamos creer que la flor cadáver produce esos olores para atraer a los insectos que justamente luego se encargará de comer para alimentarse. La cuestión es que por producción de calor y su forma de estilo chimenea, los aromas que se desprenden de la flor cadáver pueden llegar a alcanzar distancias mucho más largas de lo normal, hasta un kilómetro y medio, lo que por supuesto hace que sea imposible pasar desapercibida.

Al momento del análisis de los factores químicos que deberían responder por el olor putrefacto de la flor cadáver, los especialistas suelen considerar que se debe a una combinación de varios de ellos el olor final que posee la flor cadáver. Moléculas que contienen sulfuro, como las llamadas putrescina y cadaverin podrían ser algunas de las causantes del nauseabundo olor de la flor cadáver.

¿Conocías la flor cadáver? ¿Te gustaría poder recorrer algunos de estos jardines botánicos para oler su putrefacto aroma o prefieres quedarte con las flores perfumadas?