Latas recicladas para decorar el jardín

Las latas recicladas se transforman en simpáticos bichitos con los que decorar parte de algunas de nuestras zonas de exterior. Esta vez amiguitas como las mariquitas o la avispa ha venido a visitarnos, pero… ¡no te preocupes! solo son latas de refresco o comida.

Una idea genial para animar tus zonas de exterior es añadir complementos o elementos llamativos, en esta ocasión es perfecto para los niños… y los pájaros, dado que el agujero que tienen pueden utilizarlo para entrar y salir a su libre antojo. Es una idea poner estos pequeños bichos bajo algún árbol que haya en el jardín o en un patio.

De esta forma, a la sombra y colgadas de una rama, las latas recicladas se transforman en casa para pájaros o simplemente en un recurso decorativo, preferiblemente para colocarlos durante un evento infantil. La idea es tan buena, como fácil… eso sí, a la hora de pintarla mientras mejor lo hagamos, mejor quedará el resultado.

latas recicladas

En esta ocasión se cuenta con dos latas, las cuales se han lavado muy bien de restos de comida, polvo y otros. Una vez enjuagadas y bien secas procedemos a realizar los agujeros correspondientes. Puedes hacer uno en el extremo de la base y dejar el otro lado abierto para que los pájaros entren. Luego adjudica un personaje y pinta la lata como quieras.

En el caso de la simpática mariquita el fondo de la lata está pintado de negro y luego se le ha hecho una banda en color rojo, con círculos negros en el cuerpo. Puedes enmascarar las zonas que no quieres que sean pintadas y reservarlas para dar un toque en otro color. Además se le ha añadido unos ojos pegados, ya que son pegatinas (puedes escogerlos móviles) Utiliza pintura para metal, cuando vayas a pintar… si quieres que te dure más.

Para hacer las alitas, basta con añadir un resto de alambre, no muy grueso y dar forma de pequeña raqueta. Fija dentro de la lata el alambre, para que no se caiga y luego haz la otra alita (una idea es unir ambos alambres para que se autoayuden) Si tienes alguna malla o incluso una media puedes ponerla para que simule la trama. Por último, con un par de agujeros en la zona superior, añade otro alambre o una cuerda y listo para colgar. Recuerda que todos los agujeros deberás hacerlos cuando hayas pintado la lata, o si no hazlo con cuidado.

foto: stockpilingmoms