Pérgolas de madera: ¿por qué elegir este material?

Las pérgolas de madera son una de las mejores elecciones que podemos hacer cuando queremos decorar un poco nuestro jardín, y al mismo tiempo lograr apartamos del calor del sol, sobre todo en la época del verano. Y si como siempre decimos los grandes movimientos en el jardín es mejor hacerlos en invierno, entonces vamos a fijarnos los motivos por los cuáles elegir pérgolas de madera, y en qué especies las podemos encontrar.

Pérgolas de madera: lo que debes saber

Aunque casi siempre encontramos las pérgolas de madera, sabemos que existen de otros materiales como el metal o el aluminio, pero nosotros queremos hacer un voto a favor de las primeras, considerando que poseen una dureza innata, que muchas veces se encuentra relacionada también el tipo de especie elegida. Lo mejor de ellas es que las podemos personalizar si queremos, y que es fácil adaptarlo a todas nuestras necesidades.

Pérgolas de madera
Centro de jardinería Dalí

Pino y cedro, los preferidos

Eso sí, tienes que tener en cuenta que al contrario de lo que mucha gente piensa, las pérgolas de madera se ven más maltratadas por el clima frío que por el calor, así que conviene que primero le hagas un tratamiento antes de exponerla al invierno. Normalmente, por eso mismo podemos ver que las pérgolas de madera en muchos casos son construidas en pino, porque es bastante resistente, incluso a los insectos, y soporta el frío sin demasiados problemas.

Por otro lado, también el cedro es otro de los preferidos de los constructores, considerando que posee características como el ser resistente a deformaciones por el clima, como también así a grietas, a insectos, y a la humedad misma. En cualquier caso, conocer cómo es el tiempo en nuestra región, y la capacidad de protección que podremos ofrecerles a las pérgolas de madera es fundamental para seleccionar el material más recomendable en estos casos.

1 Comentario

  1. El Cedro es una madera más noble que el pino pero al tiempo más cara y difícil de conseguir, de ahí que su uso haya bajado en beneficio del pino o el abeto. En realidad, este cambio en la tendencia de uso no se debe solo al coste de la madera, el pino y el abeto se usan frecuentemente para fabricar la madera laminada encolada, un tipo de madera maciza empleada en todo tipo de construcciones con madera en las que se requiere una seguridad añadida o secciones de grandes dimensiones que son imposibles de conseguir con la madera aserrada.

    Saludos,

    Pergomadera

Comments are closed.