Qué es un jardín Xeriscape?

Xeriscape

La jardinería tiene una enorme cantidad de propiedades fruto del paisajismo, y entre todos los que alguna vez hemos mencionado, en esta ocasión en especial queremos hacer hincapié en el jardín Xeriscape, un estilo de paisajismo que destaca especialmente porque no requiere de ningún tipo de riego. Lo curioso es que no se trata de ningún capricho, sino que hay zonas del mundo donde es difícil conseguir agua, y por eso se formó prácticamente sólo.

Lo primero que debemos destacar en este sentido, es que la palabra que designa su nombre proviene del inglés Xeriscaping, que fuera a su vez acuñada por la combinación de xeros (en griego = “seco”) con el inglés de landscape (Paisaje). En efecto, si vemos la fotografía que acompaña al artículo o cualquier otra, estamos en presencia de un jardín seco.

Ventajas de estos jardines

Dejando de lado la formación de estos jardines, que analizaremos en el futuro, queremos que tengas en cuenta qué motivos podrían llegar a una persona a desarrollar uno de esos en sus casas. Primero que nada, obviamente, estaríamos en presencia de una factura de agua al final de cada mes o bimestre bastante más pequeña que la que tendríamos en términos de un jardín “normal”.

Luego, en los sitios en los que llega una determinada cantidad de agua por día o por semana, tener un jardín de éstos permite acceder a una buena vista, aprovechando además para poseer una mayor cantidad de agua disponible para otras personas y para otros usos. Obviamente, como no se necesita riego, los tiempos de cuidado a dedicar a este jardín son bastante menores.

Otra ventaja al respecto es que prácticamente no tenemos que estar cortando el césped, lo que hace ahorrar ya no sólo tiempo sino además energía. Incluso, estos jardines están diseñados para aprovechar íntegramente la caída de precipitaciones, y son sitios ideales para que allí vivan las abejas, mariposas, y otras especies que lo engalanarán de seguro.

2 Comentarios

Comments are closed.