Qué son las flores de Bach?

Flores de Bach

Más de una vez los que estamos metidos en el mundo de los jardines hemos oído hablar de las flores de Bach, e incluso también aquellas personas que han buscado la medicina alternativa. Sin embargo, en este caso en concreto queremos enseñarte de qué se tratan realmente estas flores, y cuáles son los usos que podemos darle.

Lo primero que debemos decir es que, para la ciencia, estas esencial florales pueden ser definidas como “preparados vibracionales que conservan la cualidad energética de una determinada flor”. Por eso, justamente, son tan buscadas en la medicina alternativa, ya que se considera que ayudan a los seres humanos a incorporar elementos propios que de otra forma no podríamos tener.

En la mayo de los casos, cuando las flores de Bach son utilizadas, lo que buscan los especialistas que las tienen en cuenta es ayudar a la persona a recuperar su mejor estado de salud. Esta idea viene concretamente de la antigua China, ya que en occidente, hasta hace unos 50 años, era impensado tenerlas en cuenta en diferentes tratamientos. Mucho se le debe, claro, al propio doctor Bach.

Para los amantes de las flores de Bach, éstas esencias aromáticas cuentan con la particularidad de que permiten a los seres humanos terminan con muchos de los desequilibrios que pueden tener sus organismos. Entre ellos es posible mencionar algunos como por ejemplo los de tipo psíquico, físico, espiritual y energético.

Normalmente, el sistema de flores de Bach está formado por 38 flores, de las cuales 34 pertenecen a las esencias de flores silvestres. Además otras tres de ellas son cultivadas por el propio ser humano, y la restante debe estar formada por la combinación de cinco esencias determinadas. Dentro de las flores de Bach más utilizadas, podemos mencionar por ejemplo el Cerato, el Clematis, el Gentian, el Impatiens y el Mimulus.