10 Ideas para usar la piel de naranja -Parte II-

La piel de naranja tiene muchos más usos, de los que en casa se le suele dar. En la mayoría de ocasiones acaba en el cubo de la basura. Pero como todo, con un poco de información te darás cuenta que se puede utilizar para muchas cosas más. 

La piel de naranja se puede utilizar para realizar compost casero para el jardín. Evidentemente, convirtiéndolo en un producto más de materia orgánica para ello. Además se pueden decorar velas, se puede limpiar el acero inoxidable y muchas cosas más. Aquí solo te dejo algunos consejos para utilizar la cáscara de este cítrico tan especial, pero hay mucho más ¿Qué te parece?

naranja
Fuente: Nathaniel McQueen

Ideas para utilizar la piel de naranja

6. Perfume esencial. La cáscara de naranja te puede ayudar a realizar tus propios aceites esenciales, con un delicioso aroma a cítrico. Puedes hacerlo más o menos concentrado. Busca una receta que te guste y rellena un pequeño frasco.

7. Simular calabazas en Halloween. Si llegadas estas fiestas, te das cuenta de que las calabazas son un poco caras… puedes sustituir las mismas, por unas naranjas. Basta con vaciar por dentro de pulpa y luego aprovechar la piel para realizar los ojos y la boca (que serán agueros)

8. Flores. Con la cáscara cortada en tiras y enrollada sobre sí misma, puedes crear hermosas flores parecidas a rosas. Luego encaja en un tallo, que puede ser de alambre o bien hecho con una rama seca y listo. Crear un precioso ramo de naranjas, dará un toque muy aromático a tus espacios.

9. Jabón. Con la cáscara de este cítrico, puedes realizar jabones aromáticos. La idea de hacer jabones caseros se extiende muchísimo. Es muy popular e incluso, a día de hoy, se siguen haciendo en casa. Es fácil comprarlos, pero es mejor hacerlos para reciclar aceites y otros ingredientes que tengas en casa. Así podrás personalizar los jabones, con el olor que quieras.

10. Aromatizar con naranja. Tu hogar puede tener un sutil aroma a este cítrico. Puedes hacerlos de forma casera y de muchas maneras. Una idea es secar la cáscara y luego meterla en un saquito o tela. Después pon la malla cerca de la estufa o el brasero. El calor desprenderá el delicioso olor.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Qué otras ideas se te ocurren?