Aspersor hecho con una botella de plástico

Una botella de plástico es perfecta para hacer un aspersor completamente improvisado. La idea es francamente genial, cuando necesitas uno con urgencia y no quieres o no puedes disponer de unos instalados. A veces tener un bonito jardín puede salir por un precio mucho más económico si nosotros mismos hacemos algunas cosas que necesitamos.

Ya hemos visto en otras ocasiones como fabricar una pala pequeña para escarbar, obtenida de una botella de plástico; también hemos visto como hacer tiestos con ellas o realizar un sistema de riego para las plantas. Las botellas de plástico son artículos perfectos para realizar infinidad de cosas en diferentes ámbitos de hogar.

Hoy, tenemos el ejemplo de este funcional aspersor para el jardín. Un sistema un tanto rudimentario que ayudará a que el césped o planta más alejadas estén bien regadas. Como ves basta con tener una botella agujereada por la base. Es importante ajustar bien la manguera de jardín a la boquilla de la botella. Lo suyo es conseguir una botella cuya boca tenga un diámetro que encaje bien respecto de la manguera.

botella de plastico

De esta manera, cuando todo el conjunto esté bien fijo, la botella de plástico se llena al máximo y luego esparce el agua fuertemente a través de los agujeros. Como ves sale bastante presión, por lo que regaremos el césped u otros tipos de planta que necesitemos, en unos minutos.

Si sujetas bien la botella, en algún punto del jardín… entre dos piedras o con algún otro sistema bien apañadito, puedes dejar el aspersor improvisado funcionando durante los minutos que necesites. Luego cierra la llave de la manguera y listo. Si te gusta hacer tus propias cosas para el jardín, aquí tienes una idea más.

Me parece estupendo intentar ahorrar y hacer de elementos que tengamos a nuestro alrededor y no utilicemos, algo que realmente funcione. A veces no tiene tanta importancia el aspecto final, cuando se logra el objetivo correcto.

botella de plastico

foto: artsjunktionmb