Cómo crear un jardín vertical con materiales reciclados

jardín vertical

¿Te gustaría crear un jardín vertical en tu hogar pero no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes! En esta guía te mostraremos cómo hacerlo utilizando materiales reciclados.

Cómo crear un jardín vertical

jardín vertical

Reúne tus materiales

Para crear un jardín vertical con materiales reciclados, lo primero que necesitarás es una variedad de materiales reciclados que puedas utilizar para construir la estructura. Algunas opciones populares incluyen paletas y cajas de madera, latas de aluminio, botellas de plástico y tubos de PVC.

Es importante recordar que los materiales que utilices deben estar limpios y secos antes de comenzar a trabajar con ellos. Si estás utilizando paletas o cajas de madera, asegúrate de lijarlas y pintarlas para que se vean bien y resistan el clima y la humedad.

Además de los materiales reciclados, necesitarás una buena cantidad de tierra para plantas, semillas o plantas jóvenes, tijeras y una pistola de pegamento caliente. Si estás utilizando semillas, también necesitarás un poco de paciencia, ya que tendrás que esperar a que germinen antes de que puedas comenzar a ver resultados.

Recuerda que la cantidad de materiales que necesites dependerá del tamaño y la complejidad de tu jardín vertical, así que asegúrate de tener suficientes materiales a mano antes de comenzar a construir.

Cómo crear un jardín vertical

jardín vertical

Construye la estructura

Una vez que hayas reunido todos tus materiales, es hora de construir la estructura del jardín vertical. La estructura es la base de tu jardín vertical y determinará cómo se verá y funcionará en tu espacio.

Si estás utilizando paletas o cajas de madera, asegúrate de medir el espacio donde planeas colocar el jardín vertical y cortar las tablas en consecuencia. Luego, lija las tablas para asegurarte de que estén suaves y sin astillas.

Si decides utilizar latas de aluminio o botellas de plástico, debes cortarlos por la mitad con mucho cuidado para evitar lesiones. Recuerda que debes asegurarte de que los bordes estén bien limpios y sin filos para evitar cortaduras y rasguños.

Para fijar los contenedores a la estructura de madera, utiliza una pistola de pegamento caliente. Coloca una pequeña cantidad de pegamento caliente en la parte trasera de la lata o botella y pégala en la madera, asegurándote de dejar suficiente espacio entre cada contenedor para que las plantas tengan suficiente espacio para crecer.

Recuerda que la estructura de tu jardín vertical debe ser segura y resistente, ya que se colgará en una pared o superficie vertical. Asegúrate de que la estructura esté bien construida y segura antes de continuar con el siguiente paso.

Cómo crear un jardín vertical

jardín vertical

Añade la tierra y las plantas

Una vez que hayas construido la estructura de tu jardín vertical, es hora de añadir la tierra y las plantas. Para hacerlo, asegúrate de tener suficiente tierra para plantas a mano, así como una variedad de semillas o plantas jóvenes para plantar en tu jardín vertical.

Comienza añadiendo una capa delgada de tierra en cada uno de los contenedores. Luego, coloca las semillas o las plantas jóvenes en la tierra y cúbrelas con más tierra. Asegúrate de seguir las instrucciones específicas para cada tipo de planta y colócalas en los contenedores adecuados según sus necesidades de luz y agua.

Si estás utilizando semillas, necesitarás tener paciencia ya que tardarán un poco en germinar. Una vez que las plantas hayan comenzado a crecer, asegúrate de mantenerlas bien regadas y de proporcionarles la cantidad adecuada de luz y nutrientes.

Si bien es posible que desees plantar una variedad de plantas en tu jardín vertical, es importante recordar que no todas las plantas crecerán bien juntas. Asegúrate de investigar sobre las necesidades específicas de cada tipo de planta y elige plantas que puedan crecer juntas de manera saludable.

En resumen, añadir la tierra y las plantas es la parte más importante del proceso para crear un jardín vertical con materiales reciclados. Asegúrate de tener suficiente tierra y una variedad de semillas o plantas jóvenes a mano y sigue las instrucciones específicas para cada tipo de planta para garantizar su éxito en tu jardín vertical.

Cómo crear un jardín vertical

jardín vertical

Cuelga tu jardín vertical

Una vez que hayas añadido la tierra y las plantas a tu jardín vertical, es hora de colgarlo en tu pared o superficie vertical. Para hacerlo, necesitarás algunos ganchos o soportes para colgar la estructura.

Asegúrate de elegir ganchos o soportes resistentes y adecuados para la carga que tendrá tu jardín vertical. La estructura completa con la tierra y las plantas puede ser pesada, así que es importante elegir soportes que puedan manejar el peso.

Antes de colgar tu jardín vertical, asegúrate de que esté nivelado y recto. Utiliza un nivel para medir y ajustar la estructura según sea necesario.

Una vez que hayas asegurado la estructura a la pared o superficie vertical, asegúrate de regar bien las plantas. Como el agua puede escurrirse hacia abajo, es importante regar lentamente y permitir que la tierra absorba el agua antes de continuar regando.

Recuerda que para mantener tu jardín vertical saludable, es importante mantenerlo bien regado y asegurarte de que las plantas reciban suficiente luz y nutrientes. A medida que las plantas crecen, es posible que necesites recortarlas o moverlas a un contenedor más grande para asegurarte de que tengan suficiente espacio para crecer.

En resumen, colgar tu jardín vertical es el último paso en la creación de tu jardín. Asegúrate de elegir ganchos o soportes resistentes, nivelar la estructura y regar adecuadamente para mantener tu jardín vertical saludable y hermoso.

Beneficios de tener un jardín vertical

jardín vertical

Tener un jardín vertical tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Ahorra espacio: Los jardines verticales son ideales para aquellos que no tienen mucho espacio en el jardín o en el interior de la casa.
  • Mejora la calidad del aire: Las plantas son conocidas por absorber el dióxido de carbono y liberar oxígeno, lo que ayuda a mejorar la calidad del aire.
  • Mejora la salud mental: Los estudios han demostrado que estar cerca de la naturaleza y las plantas puede tener un impacto positivo en la salud mental, reduciendo el estrés y la ansiedad.
  • Proporciona alimentos frescos: Si plantas hierbas o vegetales en tu jardín vertical, puedes disfrutar de alimentos frescos y saludables en tu hogar.

¿Te ha sido de utilidad este post sobre cómo crear un jardín vertical con materiales reciclados? ¿Buscas las mejores plantas para decorar en enero? ¿Buscas flores y plantas que resistan las heladas mejor que otras?

Scroll al inicio