Cómo cultivar ajo en una maceta ¡Arriba los huertos urbanos!

¿Quieres aprender a cultivar ajo en una maceta? Particularmente estoy a favor de crear un pequeño huerto urbano. No hace falta que tengas jardín o un terreno, puedes hacerlo en una maceta. Los huertos urbanos son estupendos crearlos en la terraza, en tu patio o en un balcón. En ciudad es más complicado disponer de un terreno para realizar tus cultivos.

Pero si te encanta la jardinería y tener tus propios cultivos, te animo a que intentes hacerlo en una maceta. En tiestos y jardineras, de diferentes tamaños, puedes plantar pimientos, tomateras o incluso cultivar ajo… entre muchas otras especies.

cultivar ajo
Fuente: juantiagues  

Además, el ajo puede ser plantado en interiores utilizando recipientes, donde puede ser cultivado en casi todas las épocas. Además hacerlo de esta forma, limita el ataque de enfermedades e insectos. ¿Quieres intentarlo?

Particularmente el ajo me encanta, es delicioso combinarlo en diferentes platos. Además da un gusto riquísimo a las comidas. Si quieres cultivar ajo en una maceta, sigue los siguientes pasos. ¿Te animas?

  1. Escoger una maceta de 20 centímetros de profundidad y con agujeros para drenaje. Así podrá deshacerse del exceso de agua o, por el contrario, obtener la humedad que le hace falta.
  2. Mezclar la tierra y abono, con arena para jardín. Debería ser una proporción de 3 a 1 de tierra por arena. Llenar la maceta de tierra. Debes dejar unos 2.50 centímetros, de borde sin rellenar.
  3. Tomar un bulbo de ajo. Sostenlos con el extremo plano hacia abajo y el extremo puntiagudo hacia arriba. Presiona el bulbo de 10 a 15 centímetros, dentro de la tierra. Además debes dejar una separación de unos 10 cm por bulbo.
  4. Colocar la maceta en un lugar donde de el sol. Debe tomar, aproximadamente, entre 8 horas directas al día. Puedes poner la maceta en una ventana o en tu balcón, si da el sol.
  5. Regar la tierra, de forma uniforme, con agua. Debes dejar que drene a través de los orificios de la maceta. Es bueno poner un plato, así no mojará el suelo o la superficie donde pongas el tiesto. Riega con frecuencia, sin encharcar y sin dejar que la tierra se seque.
  6. Con el paso de los días, verás como comienza a brotar briznas verdes. Cuando comience a brotar las flores, cortarlas desde la base. Esto va a dar energía a la planta.
  7. Los ajos estarán listos para ser recolectados entre los 8 y 10 meses, después de su plantación. Para secar la mata, cuelga el ajo en un lugar fresco y seco.

¿Te gustaría tener un huerto urbano? ¿Te encanta el ajo? ¿Qué más te gustaría cultivar en una maceta?