Cómo cultivar tomates en una maceta

Cultivar tomates, puede ser un gran éxito o un auténtico fracaso. Si proporcionas, al a tomatera, sus cuidados básicos y la mantienes alejada de las posibles plagas, el cultivo en una maceta puede ser estupendo ¿Te animas?

Si siempre has querido tener un huerto, pero no tienes espacio, es una gran idea hacerlo a través de macetas o pequeños cajones con tierra. Lo importante, es proporcionar los cuidados básicos y necesarios a la planta (en este caso para cultivar tomates)

tomatera
Fuente: fuentedelateja

Consejos para un mejor cultivo

Dentro del poco espacio que tengas, procura que tu tomatera tenga una maceta lo más grande posible y sin que moleste. Mientras más grande, es mejor para que las raíces se agarren bien. Además te aconsejo que el tiesto que utilices, sea de plástico. De lo contrario, la maceta pesará mucho con la tierra y no podrás mover esta, fácilmente.

Recuerda, antes de plantar y añadir la tierra, lavar muy bien el tiesto. Hazlo utilizando jabón natural. Es importante, hacer esto tanto si es nueva como si ya ha sido utilizada previamente. Procura, además, que la maceta tenga un buen drenaje ya que a tu tomatera, no le gustará nada el agua encharcada. Una idea, es poner una malla dentro, en la base de la maceta, de esta forma el agua saldrá… pero no el sustrato.

Por otro lado, para que la tierra sea buena puedes mezclar humus de lombriz, con fibra de coco… o fibra de coco y compost. Nunca cojas tierra de la calle, de parques u otros jardines, ya que podrían contener plagas.

Para cultivar tomates, primero rellena la maceta con la mitad del compuesto. Luego planta y sigue rellenando, la otra mitad de la maceta. Tapa bien las raíces y deja libre de tierra, la planta. Normalmente suelen venir en semilleros. Procura comprar la misma, en un centro de jardinería.

Sobre el riego, el primero ha de ser muy abundante y mojando bien el sustrato. Siempre con un buen drenaje, riega sin mojar las hojas y solo la tierra. Luego espera unos minutos, para comprobar si necesita más agua o tierra, ya que el volumen bajará.

Por último te aconsejo añadir un palo o algo similar, para que la planta se agarre y crezca trepando. Ubica el tiesto en un lugar donde de abundante sol. En invierno, necesitará más sol que en verano. Y no te olvides de la poda. Para acabar, te recomiendo que recolectes los tomates cuando estén rojos.

¿Qué te parece? ¿Qué otros consejos podrías aportar?