Cómo proteger las plantas de las malas hierbas y las heladas

plantas heladas malas hierbas

La aparición de malas hierbas, junto con las heladas, son dos de los elementos que más pueden llegar a perjudicar a las plantas que se encuentran en nuestro jardín, motivo por el cual vamos a estar señalándote algunos de los elementos que debes tener en cuenta siempre que pretendas proveerles de la mejor calidad de vida en este aspecto.

Podemos comenzar, hablando en el caso de la aparición de las malas hierbas entre tus mejores plantas, que deberás tener en cuenta para evitar estas situaciones, que conviene apostar siempre por la rotación de los cultivos, considerando que a cada especie de planta, suele acompañarla a su vez una especie de mala hierba diferente, por lo que de esta forma no podrán seguirle el rastro como lo pretenderían.

En este sentido, siempre que apostemos a la rotación, veremos cómo cada vez que la hierba mala se afiance en un punto determinado, no podrá afectar a la planta que se encuentre al lado suyo, pues ésta habrá sido cambiada. Además, debes considerar siempre que existen ciertas especies que son más propensas a desarrollar malas hierbas alrededor, por lo que debemos prestarles más atención, como por ejemplo la remolacha, al tiempo que otras las evitan, como la patata o la alfalfa.

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar el rol perjudicial que las heladas cumplen sobre las plantas, teniendo en cuenta que se trata de una de las principales causas de que nuestro jardín se vaya muriendo de a momentos, incluso más que la falta de agua, y sobre todo debido a que muchas veces no sabemos cómo contrarrestar el accionar de las temperaturas más bajas.

Por este motivo, te recomendamos especialmente que siempre que quieras proteger tus plantas de las heladas invernales, apuestes por interponer entre la tierra y el tiesto, una hoja del clásico plástico con burbujas, que permitirá que el aire envuelva los elementos frágiles, protegiéndolos.

1 Comentario

Comments are closed.