Cómo recuperar una planta seca

Si tienes un jardín, sabes que una de las peores cosas que te pueden llegar a pasar, es que alguna de las plantas que con tanto cuidados tienes, se seque. De esta forma, lo que te proponemos a continuación, es una serie de interesantes consejos especialmente diseñados para que puedas recuperar la salud de estas especies lo antes posible, y así evitar que las mismas mueran.

Para comenzar, entonces, lo primero que podemos recomendarte es que consideres que casi siempre, las plantas mueren como consecuencia de un fallo en el riego, tanto cuando falta agua, como cuando la misma sobra. En general, las plantas tienen una tolerancia mayor a la escasez de agua, que a su exceso, así que es preferible regar de menos por si acaso.

Luego de ello, y en el caso de que tu planta esté seca a raíz de esta cuestión, o de cualquier otra que pudiera llegar a ser decisiva, te recomendamos que metas un dedo en la tierra de las raíces de la planta. Si el dedo sale completamente limpio, es decir que no existe humedad allí abajo, es bueno que siempre les eches un poco más de agua.

De la misma forma, conviene siempre que vayas eliminando todos los follajes secos que se van formando alrededor de la planta, con la ayuda de algún palillo, o cualquier otro elemento que te sea útil en estos casos. Si está muy seca, también puede ser una buena alternativa quitarla de la maceta con tierra y todo, e introducirla en un cubo con agua tibia, dándole tiempo para que absorba lo suficiente, hasta que ya no haya burbujas.

Posteriormente, debes dejar la planta en un sitio fresco, asegurándote de humedecer las hojas cuando sea necesario, y humedecer las hojas posteriores que sigan secas con un pulverizador o algo así, sin descuidar tampoco el hecho de que la tierra siga húmeda.

1 Comentario

Comments are closed.