Consejos para la instalación de una fotocélula en el jardín

Una de las maneras de iluminar de manera efectiva un jardín, terraza o balcón es mediante el uso de una fotocélula. Las fotocélulas son llamadas también foco de control, podría decirse que son como las llaves con las que se encienden la luz de manera habitual, gracias a ellas tenemos la posibilidad de automatizar algunas de las tareas cotidianas.

Las fotocélula en el jardín tienen una entrada y una salida como sucede con cualquier llave de corte, pero además tienen un cable para que se pueda alimentar el circuito del sensor de luz.

Fotocelulas en el jardin
Fuente: Daniel Villar

Mediante su circuito electrónico que detecta el nivel de luz puede ser una foto resistencia el cual al incrementar la luz provoca un aumento en la resistencia. La resistencia se encuentra conectada a un artefacto de tres pines el cual funciona de forma parecida a la misma fotocélula.

En el caso de que se necesite conectar una fotocélula será necesario identificar la entrada, la salida y un tercer cable que se deberá conectar a neutro. Prestar atención a los colores de los cables para así poder identificarlo y conseguir una conexión exitosa.

El cable de color rojo y negro corresponde a la entrada de la corriente, este es el cable que tenemos que conectar a la fase. El cable de color blanco es el que se encarga de completar la alimentación del circuito sensor de luz en la fotocélula junto con el cable neutro, así se debería conectar neutro. Y por último encontraremos un cable de color rojo que es la salida de corriente que se encarga de alimentar la lámpara o cualquier otro elemento eléctrico.

Cabe destacar que en le mercado existen diferentes tipos de fotocélulas, de esta forma encontraremos algunas alternativas que se podrán adaptar a las necesidades particulares. La variedad puede estar referida a su forma, encontrando sensores cilíndricos, rectangulares y de forma de herradura (los cuales tienen el sensor en el extremo enfrentado al receptor en el otro), también encontrarás modelos con cables de fibra óptica.

Dependiendo de las características eléctricas encontramos fotocélulas que tienen alimentación a 230Vac, a 24Vdc y salida de 24Vdc por transistor, etc.