Consejos prácticos para el cultivo de una trepadora

Las plantas trepadoras o enredaderas son una opción muy interesante a la hora de pensar en darle personalidad a nuestro jardín, gracias a ellas podremos crear espacios más privados y recubrir los muros de manera totalmente natural. Por eso te aconsejamos el cultivo de una trapadora.

Plantas trepadoras más conocidas

Pautas para el cultivo de una trepadora
Fuente: Jacinta Illuch

Para el cultivo de una trepadora existen algunas especies de plantas que son muy conocidas, algunas de ellas son la Madreselva, la Glicina, Tecomaria, Pasiflora, Jazmines, Bignonias, Parras, Rosales trepadores.

Beneficios del cultivo de una trepadora

Pautas para el cultivo de una trepadora
Fuente: Hugo Riquelme

Lo mismo que la mayoría de las especies las plantas trepadoras nos brindan grandes beneficios. Las enredaderas forman un grupo muy variado de especies, formado por más de 12 alternativas. Gracias a ellas tendrás la posibilidad de cubrir vallas, muros, paredes, son grandes ornamentos vegetales.

Además de brindar una buena cantidad de sombra cuando son colocadas en columnas, pérgolas y porches. En el caso de que elijas una con flores aromáticas podrás disfrutar de un exquisito aroma.

Algunas especies son ideales para cuando se quiere cubrir el suelo, entre ellas encontramos la madreselva y la hiedra, buenas ideas para el cultivo de una trepadora, recuerda que no es aconsejable pisarlas ni caminar sobre ellas. Otras especies de trepadoras son las más apropiadas a la hora de crear setos, son excelente para darle un toque natural a jardines pequeños ya que no ocupan mucho espacio, además suelen tener bonitas flores.

Opciones para macetas

Pautas para el cultivo de una trepadora
Fuente: Guadalupe Cevilla

Algunas como la Buganvilla, Hiedra, Madreselva, Rosales, Pasiflora se pueden cultivar en macetas de gran tamaño, siempre se le deberá colocar un tutor para que se puedas apoyar o trepar en él.

En los espacios pequeños son una de las mejores alternativas, ya que crecen en altura y no ocupan mucho lugar. Existen algunas de hoja caduca, las cuales pierden sus hojas en el otoño y vuelven a brotar llegada la primavera, las enredaderas perennes conservan sus hojas todo el año, aunque las mismas pueden cambiar su color.

Otras características de las trepadoras

Pasos para el cultivo de una trepadora
Fuente: Luxetplx

Existen algunas que tienen la rara virtud de sujetarse solas, son auto adherentes, lo pueden hacer gracias a sus ventosas o raicillas. Se pegan sobre los muros sin tener la necesidad de fijarlas con nada. Otras especies requieren de algunos tutores para ir trepando o enrollándose en ellos, en algunos casos se aconseja ir sujetándolas con alambres o cuerdas (que deberán colocarse flojas para no lastimar sus tallos).

Por lo general suelen crecer rápidamente, esto permite cubrir más superficie en muy poco tiempo. La Correquetepillo (Polygonum baldschuanicum) alcanza a crecer más de 5 metros en apenas un año. Otras especies crecen más lentamente, alcanzando el 1,5 metro en un año.

Antes de plantar una trepadora recuerda consultar si es adecuada para el clima en donde vives ya que algunas especies son más adecuadas para climas heladas, muchas de ellas solo se cultivan por un año y después se desechan.

Entre las trepadoras anuales más conocidas encontramos: las campanillas (Ipomoea purpurea), el guisante de olor (Lathyrus odoratus), el ojo de poeta (Thunbergia alata), el caracolillos (Phaseolus caracalla), las capuchinas (Tropaeolum majus).

Cómo elegir las mejores plantas trepadoras

Ideas para el cultivo de una trepadora
Fuente: Jimaral

Hasta acá nos hemos referido a los beneficios que conlleva tener plantas trepadoras en el jardín, a continuación te brindaremos algunas pautas que podrás tener en cuenta a la hora de elegirlas.

En términos generales existen cuatro aspectos que tendrás que tener presente a la hora de seleccionar las plantas trepadoras para el jardín, terraza o patio: el suelo y el clima de tu zona, el estilo decorativo que estés buscando, la función que deberá cumplir (cubrir un muro, como tapizante, dar sombra), el presupuesto disponible.

Es muy importante que la especie que escojamos se adapte bien al clima y al suelo que tengas reservado para tu nueva planta. Deberás evaluar la temperatura, la luz, el viento, el agua, el pH del suelo y la cantidad de nutrientes que le aportarán.

Si para el cultivo de una trepadora la vas a colocar en un rincón con mucha sombra tendrás que optar por alguna Hiedra, Madreselva, Ficus repens. La mayoría de las especies deberán ser protegidas del viento ya que suelen ser muy delicadas frente a él. Los vientos pueden causarle daños a sus tallos, en las zonas marinas el viento trae sal que se depositan en las plantas provocando que las quemen. En este caso la más fuerte es la Madreselva.

Si estas buscando regar poco las plantas más resistentes serán la Buganvilla, la cual puede vivir perfectamente y florecer sin una mayor cantidad de riego. La especie Dipladenia requiere de una cantidad de agua mucho mayor. Presta atención si el suelo tiende a encharcarse o es muy arcilloso, ya que para el cultivo de una trepadora tenemos que pensar que no soportan los sitios muy húmedos o con agua estancada, ya que las raíces se terminarán pudriendo.

Anímate a elegir diferentes especies de trepadoras o enredaderas para darle a tu jardín ese aspecto tan bonito que seguramente querrás. Solo será necesario elegir entre las más adecuadas.