Construye tu propio hotel de insectos para un jardín más eco-friendly

Cada vez son más las personas que se suman al movimiento para cuidad el medioambiente desde su jardín, ya sea mediante un huerto urbano, la siembra de flores y plantas en su jardín, la elección de sustratos sin turba o no utilizar productos químicos para su mantenimiento. Pero a todo esto, también se le puede añadir ciertos proyectos de bricolaje para mejorar la biodiversidad. Es el caso del proyecto propuesto por Parkside para crear un hotel de insectos.

Aunque es ampliamente reconocida la relevancia de los insectos en nuestro ecosistema, no es tan común el conocimiento de cómo podemos ayudar a proporcionar refugio a abejas, mariposas y otros insectos que juegan un rol crucial en la polinización. Una solución fácil y sencilla es la construcción de un refugio para insectos, algo así como un pequeño hotel. En este contexto, la herramienta inalámbrica práctica PARKSIDE de 4 V «PAS D5» se convierte en un recurso útil para ensamblar este mini hábitat animal de manera rápida y sencilla. Este atornillador inalámbrico cuenta con cuatro accesorios únicos, incluyendo un adaptador de torque ideal para tornillos pequeños y materiales frágiles.

En cuanto a los materiales necesarios, los residuos de muebles viejos se convierten en perfectos componentes para el hotel de insectos. Por ejemplo, los cajones de una cómoda desechada pueden funcionar como la estructura básica para el proyecto. Una caja de frutas, vino o cualquier otra caja de madera también podría servir. Una vez que se tiene la base, con la ayuda de listones cortados y varios materiales de relleno, se pueden crear las habitaciones individuales. Sin embargo, si no se tiene a mano una caja de madera, se puede construir la estructura en unos pocos y sencillos pasos.

Paso a paso para crear tu propio hotel de insectos:

1. Elige el tamaño

El tamaño vendrá determinado por la ubicación donde se vaya a colocar. Si el hotel de insectos va a colgarse del tronco de un árbol, por ejemplo, 30 x 40 cm es suficiente. Si va en la pared de una casa o cobertizo puede ser un poco más grande, por ejemplo 40 x 60 cm.

2. Corta a medida las paredes laterales y el tejado

hotel para insectos 1

Para crear el armazón con planchas y listones de contrachapado, primero hay que cortar las paredes laterales, el fondo y la parte superior. Con la sierra de calar a batería PARKSIDE 12 V «PSTKA 12 B3» se pueden cortar los listones a la medida adecuada de forma rápida y sencilla. El tamaño óptimo de los listones es de 0,5 – 1 cm de grosor y al menos 5 cm de ancho para crear suficiente espacio para que los insectos aniden. Las paredes laterales, la parte superior y los estantes intermedios tendrán que ir acorde a las dimensiones de la superficie base descritas en el punto 1. Para el techo se recomiendan listones ligeramente más anchos.

3. Atornilla las paredes laterales y el techo

Una vez cortadas todas las piezas a medida, se procede a montar el armazón. Con ayuda del atornillador inalámbrico PARKSIDE de 4 V, se atornilla la parte inferior y superior a los paneles laterales. A continuación, se insertan y atornillan los estantes intermedios.

4. Dale forma a la pared trasera

Lo más adecuado para la pared trasera es usar un tablero de contrachapado. Sólo hay que colocar el hotel de insectos sobre el tablero. Dibuja el contorno, recórtalo y suaviza los bordes con papel de lija.

5. Coloca el techo

hotel para insectos 2

Por último, el armazón y el techo se atornillan a la pared trasera.

6. Amuebla el hotel

Ahora sólo falta el material de relleno. Para que se instale el mayor número posible de insectos hay que crear habitaciones individuales, cada una con un material de relleno diferente. A las mariquitas y crisopas, por ejemplo, les gustan las piñas. Las abejas silvestres prefieren pequeñas cavidades que pueden crearse con la ayuda de juncos o cañas de bambú. Las mariposas, por su parte, prefieren las ramas pequeñas y finas. Para proteger a los habitantes de los pájaros y otros depredadores, se puede colocar un pedazo de alambre de gallinero a la parte delantera del recinto con grapas.

7. Ofrece alojamiento y comida

Quienes quieran ofrecer a sus huéspedes algo más que alojamiento pueden proporcionarles un refresco, sobre todo en los días más calurosos. Tan sólo hay que colocar unas cuantas piedras y trozos de madera en un plato para macetas y llenarlo de agua.

Siguiendo estos sencillos pasos, cualquier persona, independientemente de sus conocimientos de bricolaje, puede crear un hogar para insectos y contribuir a la biodiversidad con su pequeño grano de arena.

Scroll al inicio