Cuidados básicos del cactus de interior

Los cuidados básicos de cualquier cactus de interior son fáciles de llevar a cabo. Este tipo de plantas son muy sencillas de cuidar y mantener. Puedes lograr ambientes totalmente llamativos utilizando en la decoración hermosos cactus. Los hay de muchos tipos y tamaños que se ajustan a nuestras necesidades.

También te puede interesar: 8 tips para cuidar cactus y suculentas

cactus de interior

Los cactus son perfectos para personas que no pueden pasar mucho tiempo en casa y no pueden brindar cuidados especiales o diarios a cualquier planta. Por lo tanto, el cactus, es una de las plantas más resistentes y que requiere de poco mantenimiento, que se puede citar para personas que quieren decorar con flores o plantas y no pueden por no tener tiempo o paciencia con sus cuidados.

¡Descubre los cuidados para un cactus de interior!

Primero ubica el cactus en un lugar donde de el sol directo, necesitan iluminación y sol. Debes ponerlo en el rincón más luminoso. Además de esto, procura utilizar un tiesto de arcilla (a mi me va genial) y puedes utilizar uno que tenga agujeros en la base para facilitar el buen drenaje de la tierra.

Recuerda que los cactus no necesitan tanta agua como otras plantas. Atendiendo a esto, en invierno no riegues a penas tu cactus. Si es cierto que si está en época de crecimiento los riegos deben ser un poco más a menudo. Cuando riegues hazlo hasta que la tierra comience drenar agua.

Aunque son plantas resistentes, no has de olvidarte de ellas completamente. Puedes mirarlas de vez en cuando para comprobar si la tierra está demasiado seca, si es así riega tu cactus, pues también pueden marchitarse y morir. Recuerda no regar en exceso nunca tu cactus, los cactus que se ven blandos es que contienen demasiada agua y puede morir o contraer enfermedades.

También te puede interesar: Cuidados de los cactus en el verano: consejos sobre riego

Por último, te comento que es bueno trasplantar el cactus cada dos años, puedes hacerlo en primavera o verano. Haz esto, utilizando una maceta más grande, que su anterior contenedor y listo. No cambies de lugar el cactus, a no ser que sea necesario, después de trasplantarlo. Por último os comento que hay nutrientes especiales para cactus aunque generalmente no son necesarios, a no se que los dejemos abandonados durante todo el verano a altas temperaturas.