Decorar con partes de bicicletas, una moda que no pasa

Decorar con partes de bicicletas, incluso con bicicletas enteras, es una alternativa que comenzó hace ya algunos años, cuando los decoradores encontraron lo bello que era este tipo de paisajismo que además permitía ahorrar en otro tipo de gastos. En efecto, en esta ocasión queremos enseñarte cuáles son las mejores formas que tenemos para decorar con partes de bicicletas nuestro jardín, de modo que demos con la que más nos gusta.

¿Cómo decorar con partes de bicicletas?

  • Bicicletas apoyadas: probablemente la forma más sencilla de decorar con partes de bicicletas sea con estos vehículos apoyados directamente en cualquier parte del jardín. Contra una pared, enganchadas al piso así sin más o sostenidas sobre sus propias patas, las bicis sueltas apenas nos llevan unos minutos para colocarlas, y también para quitarlas, así que si te gusta mover las cosas de lugar esta es una buena opción.
Decorar con partes de bicicletas
Pixa Bay
  • Bicicletas colgadas: ya un poco más molesto pero también gratificante y elegante es decorar con partes de bicicletas o las bicis enteras directamente colgadas de las paredes. Lo mejor de esta idea es que cuando pasamos por delante o de lado sobre las mismas no las golpeamos y se caen ni nada parecido, así que es una técnica especialmente recomendable en caso de que hayamos colado macetas o que les hayamos puesto algunas encima, evitando accidentes.
  • Cojines para los muebles de jardín: finalmente, la última gran idea para decorar con partes de bicicletas tiene que ver directamente con utilizar los asientos de la bici, siempre y cuando sean de los mullidos, como parte del decorado cerca del mobiliario de jardín. Por supuesto, la idea no es que ninguno de nuestros invitados se siente en ellos, pero podremos conseguir un efecto interesante pues da la idea de que realmente son funcionales.

¿De qué otras formas se te ocurre que puedes decorar con partes de bicicletas?