Disfruta de tu jardín todo el año, incluso en invierno

Las sensaciones que evoca la naturaleza son tan positivas que queremos tenerlas lo más cerca posible. En la ciudad es cada vez más complicado tener un jardín. Así que hasta el más pequeño rincón puede convertirse en un refugio verde. Si a la falta de espacio sumamos la escasez de tiempo y el cambio climático entenderemos porque resulta tan atractivo instalar el césped artificial en los jardines y terrazas urbanas. Esta alternativa te permitirá disfrutar de tu jardín durante todo el año.

Las tendencias de decoración son frescas y verdes

Lo último en tendencias de decoración y jardín es el césped artificial, especialmente ahora que la tecnología ha permitido introducir numerosos avances y que las tendencias de decoración tratan de acercarnos a la naturaleza. La aparición de herramientas para el mantenimiento del césped artificial específicas como la barredora peinadora Brush&Go!, que lo hacen aún más sencillo, también está siendo clave en la popularización del césped en los hogares.

Existen baldosas para suelo exterior preciosas, pero que no lucen tan bien como un buen césped ni tienen tantas ventajas. Por ejemplo en los grandes espacios el suelo duro puede resultar solitario y poco amable. La cobertura completa del jardín con césped artificial ofrece todas las ventajas de comodidad y frescura del césped natural pero con una enorme reducción de tiempo de mantenimiento y ahorro de agua.

Ventajas del césped artificial que te permiten disfrutar del jardín todo el año

El césped artificial está pensado para resolver la mayoría de las complicaciones que acarrea el mantenimiento de un césped natural. Entre sus ventajas principales encontramos:

Ahorro de agua, un recurso indispensable para la sostenibilidad

Una de las ventajas más visibles del césped artificial para el jardín es que nos permiten cubrir cualquier tamaño sin tener que ofrecer un flujo constante de agua para su mantenimiento. El ahorro de agua es una de las características que destacan notablemente del césped artificial frente al natural.

Mantenimiento sin esfuerzo

Mantener un césped natural implica hacer una inversión de tiempo importante: la hierba debe ser regada, cortada regularmente y tratada para prevenir la aparición de insectos.

Por otra parte, mancha los zapatos y, con ello, el interior de la vivienda fácilmente, lo que nos obliga a limpiar más. Con el césped artificial nos ahorraremos todas estas molestias y gastos: disfrutaremos del mismo resultado visual, pero con mejor experiencia de uso.

La barredora y peinadora de césped artificial Brush&Go! es una de las soluciones más innovadoras del mercado ya que permite una limpieza mucho más sencilla. Esta herramienta se maneja con una sola mano, dispone de un depósito de 20 litros y permite la regulación de altura de manera que puedas obtener una limpieza más o menos profunda en función de lo que necesites en cada momento.

Es perfecta para la limpieza rápida y sencilla de césped artificial en espacios de tamaño medio o grande; y un gran ejemplo de cómo la tecnología ha permitido que podamos disfrutar de nuestro jardín durante todo el año y con el mínimo esfuerzo.

Más resistencia, durabilidad y seguridad

La humedad del césped natural lo hace muy frágil frente al uso humano, la tierra se levanta, la hierba se corta y se observan zonas poco cubiertas cuándo hay sequía. Reparar este tipo de problemas supone muchas complicaciones, todas ellas desaparecen cuándo hablamos de césped artificial pues este es mucho más resistente al uso y a la inclemencias del tiempo.

La resistencia habla directamente de durabilidad y también de ahorro de costes. El césped artificial resiste muchísimo mejor al tiempo y condiciones climáticas que el natural, por lo que es una opción perfecta para disfrutar de un jardín verde todo el año, incluso en invierno.

Resulta igualmente idóneo para hogares con mascotas o niños debido a otro aspecto que destacar en el césped artificial: la seguridad, ya que al no requerir humedad se reducen las probabilidades de resbalar y caerse.

El césped artificial cabe en cualquier espacio

Las personas que dispongan de espacios más pequeños o con peores condiciones para la instalación de un césped natural tienen la mejor solución en el césped artificial ya que este no depende de luz o humedad. En este sentido, cabe destacar que este se adapta a medida a cualquier espacio por lo que se puede introducir, además de en el jardín, en patios, piscinas, terrazas, etc.

Se adapta a cualquier bolsillo

Los costes de adquisición y mantenimiento de un césped natural son sustancialmente mayores que los que implica instalar un césped artificial, por eso es una opción que se está popularizando rápidamente. Cuesta menos, es más fácil de instalar y dura más.

Aspecto natural durante todo el año

El aspecto es una de las cuestiones que más preocupan a las personas que valoran si apostar por un césped artificial frente a uno natural. Esta inquietud se remonta a tiempos casi históricos en los que la tecnología no había avanzado y disponíamos tan solo de productos limitados en cuanto a apariencia, materiales, acabados, grosores, etc.

En la actualidad, las propuestas disponibles en los mercados especializados incluyen todo tipo de innovaciones que garantizan un césped con buen aspecto durante todo el año y por mucho tiempo.

Scroll al inicio