El CBD gana terreno legal en España

Debido a su brillante comportamiento en el organismo, la Organización Mundial de la Salud se ha pronunciado sobre la presencia de este compuesto. De este modo, el informe de la OMS de 2017 muestra que el CBD no es una sustancia peligrosa y que no produce ningún tipo de dependencia. Más adelante, en 2018, la Agencia Mundial Antidopaje decidió eliminar el CBD de su lista de sustancias peligrosas por lo que se sumó otro punto a favor para la credibilidad del compuesto. Es por ello que la industria del cannabis ofrece una amplia variedad de productos como el aceite CBD, cristales  de CBD, hachís CBD, entre otros. Todos estos han ganado popularidad gracias a la legalidad del compuesto ante las leyes europeas y españolas.

¿Son legales los productos cannábicos?

Evidentemente, el CBD sigue avanzando, ya que la FDA lo ha aceptado sin problemas, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho oír su voz en un informe en el que se señala que el CBD no produce resultados peligrosos y no crea adicción. Con respecto a la directiva de la Unión Europea, ésta expresa que el cáñamo ligero es visto como un compuesto legítimo asumiendo que su nivel de THC está por debajo del 0,2%, esta aclaración deja abierta la oportunidad para que cada país caracterice sus límites según sus propias reglas legales; por ejemplo, España se rige por las normas facilitadas por la Unión Europea, por lo que los artículos cannábicos que se venden deben contener un nivel de THC inferior al 0,2% para estar dentro de las normas legales.

Sin embargo, a partir de 2018, la Unión Europea emitió un nuevo informe en el que se desautoriza la utilización del aceite de CBD para uso humano, aludiendo a esas introducciones como sustancia añadida a los alimentos. En cualquier caso, la utilización del aceite de CBD para la gestión de la salud de la piel está liberada de castigos. La justificación detrás de esta regulación es que, tanto el aceite de CBD como otros alimentos ricos en el compuesto son delegados a «nuevos alimentos». Sin embargo, todo cambió en 2019 gracias a otra revisión de las directrices alimentarias en curso, ajustando lo que se había expuesto sobre el CBD y el Cannabis Sativa L. Actualmente, sólo las semillas y el aceite de éstos son vistos como legales, pero el

equivalente no es válido para los alimentos con CBD hasta que sean evaluados por la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios).

¿Conoces los cristales de CBD?

Otro de los productos cannábicos que ha tomado vuelo son los cristales de CBD. Se trata de la forma más pura del cannabidiol por lo que se alzan como la materia prima ideal para dar paso al aceite de CBD. Para que tengas una idea más clara, los cristales CBD también provienen de la planta de cannabis CBD de la cual se excluyen todos los terpenos, flavonoides y compuestos, menos el CBD. Los niveles de cannabidiol en estos fragmentos es muy elevado, logrando alcanzar cifras entre 97 y 99%. Por algo son considerados cristales de CBD puros.

Cristales de CBD y su relación con el aceite de CBD

Al ser artículos que contienen únicamente cannabidiol, además de trazas de otros terpenos), estos cristales tienen propiedades características del CBD. En concreto, sirven como analgésicos naturales, antiinflamatorio, relajante muscular, antiespasmódico, cardioprotector, neuroprotector, antioxidante, entre otros. En relación a sus efectos secundarios, podrían causar cansancio y disminución del pulso, por lo que no se prescribe su uso antes de conducir o en personas que experimentan hipotensión. Asimismo, las mujeres embarazadas también deberían intentar no tomar cannabidiol, ya que no hay suficientes estudios al respecto para saber sin duda si los productos cannábicos legales pueden dañar al bebé.

A nivel industrial, los cristales de CBD se combinan con otros aceites naturales para producir aceite CBD a gran escala; no obstante esta es una práctica que debe ser ejecutada exclusivamente por personal experto ya que conocen de forma precisa la cantidad de cristales que se deben diluir.

Por otra parte, una de las técnicas para comprar CBD y sacar provecho de los cristales de CBD, siempre que estén garantizadas y aprobadas legalmente para uso alimentario, es ingerirlas tras mezclarlas con las grasas naturales que se encuentran en las fuentes de alimentos, por ejemplo, el queso, la leche y otros aceites de cocina. De igual forma, es posible utilizar los cristales CBD al mezclarlo con un aceite y aplicándolo de forma tópica dando masajes sobre la zona afectada. La idea es

aprovechar los beneficios del compuesto a través de esta vía. EL auge y aceptación legal de estos productos ha dado paso a la aparición de tiendas y establecimientos clandestinos que imitan las réplicas original poniendo en riesgo la salud de las personas, es por ello que lo mejor es adquirir artículos de calidad certificada como los de Justbob, la tienda online N°1 que ofrece un amplio surtido de productos ricos en CBD con total transparencia de cara a cada una de las normativas legales establecidas hasta la fecha.

Ir arriba