Fuentes ornamentales, un atractivo turístico al aire libre

Las fuentes de agua siempre son atractivas y encantadoras, además se caracterizan por aportarle mucha personalidad al espacio donde están instaladas, es por eso, que cuando se trata de embellecer parques y espacios públicos, en los proyectos urbanísticos de los ayuntamientos siempre se considera como mínimo una fuente ornamental.

Es que además, resultan un gran atractivo turístico, ya que mientras más grande o interesante sea, entonces más serán las personas que querrán ver la fuente de agua y tomarse una fotografía frente a ella.

Por otro lado, las fuentes ornamentales también pueden ser divertidas, sobre todo las fuentes transitables, en las que grandes y chicos podrán caminar sobre ella buscando ser mojados o al contrario, intentando salir ilesos de los chorros de agua que emergen desde el suelo.

Sobre los tipos de fuentes ornamentales que surgen como majestuosos atractivos turísticos para el disfrute de todos, hablaremos a continuación.

Fuentes luminosas

Las fuentes luminosas son un clásico capaz de embellecer cualquier jardín, plaza o espacio público, ya que la combinación entre los chorros de agua y luces de diferentes colores es ideal para crear un ambiente encantador.

En España, hay varias fuentes luminosas que atraen tanto a propios como a extranjeros durante todo el año, entre ellas se pueden mencionar la Fuente Luminosa de Cáceres y la famosa fuente luminosa de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Fuentes mágicas

Se llaman fuentes mágicas a aquellas que combinan agua, luces, música y movimientos que se sincronizan con el sonido para crear un espectáculo asombroso y, por supuesto, mágico. Es por eso, que cuando se trata de crear atractivos turísticos, estas son las fuentes más solicitadas.

La fuente mágica más famosa y visitada de España es laFuente de Montjuic en Barcelona. Esta ha servido como escenario para artistas de talla mundial como la agrupación Bon Jovi, así como también para la realización de eventos importantes que logran reunir a gran cantidad de turistas de todo el mundo.

Fuentes transitables

Se llaman fuentes transitables porque se puede caminar encima de ellas, pues, su sistema de expulsión de agua se instala debajo del suelo, para crear columnas de agua de altura variable que pueden salir de manera simultánea o coreografiada.

Lo que hace de este tipo de fuentes un atractivo turístico por excelencia, es el hecho de que pueden combinar todos los elementos de las fuentes ornamentales que hemos mencionado hasta ahora, es decir, pueden tener luces, música y el agua puede moverse al ritmo del sonido.

A todo esto se suma la diversión de poder transitarlas, lo que es estupendo, sobre todo en los días de verano. La Fuente Espejo de Agua del Puerto de Mataró en Barcelona,es una de las más populares y visitadas de España.

Fuentes cibernéticas

Se llaman fuentes cibernéticas a aquellas fuentes ornamentales que son controladas con el uso de sistemas informáticos. Esto da un amplio abanico de posibilidades al momento de crear un espectáculo visual y rítmico, ya que se pueden programar para crear hermosas figuras con el agua, que se muevan en sincronía con cualquier ritmo elegido.

La fuente cibernética de Don Juan de Borbón en Madrid, es una de las más modernas y visitadas de la capital española.

Ir arriba