Guirnalda de verduras para decorar

Utilizar una guirnalda de verduras, para decorar, es una de las ideas más originales, agradables y simpáticas que he visto. Hoy quería compartirlo con todos vosotros, ya que creo que es bastante fácil de hacer y te sugiero que pienses de qué la quieres, pues hay muchas verduras para elegir. Además puedes utilizar, también, las frutas de los colores que más te gusten!

Te sugiero que trabajes con verduras que no pesen mucho, de esta forma evitarás que se caiga todo el conjunto. Además trabaja con una cuerda resistente o quizás con lana, más o menos gruesa. Es una idea trabajar con los mismos colores tanto en la cuerda, como en la verdura.. así obtendremos un bonito conjunto.

En esta ocasión podemos deleitarnos con tres guirnaldas diferentes cada una, pero con las mismas verduras. La primera es una de mis preferidas, además de colorida desprenderá un fantástico olor. Como ves se trata de una guirnalda hecha a base de pimientos rojos y algunos más amarillos.

guirnalda

Como ves las tonalidades varían de uno a otro pimiento, pero el conjunto queda espectacular y más con la lana de color amarillo que vemos. Cada pimiento ha sido agujereado por dos lados, esto lo puedes hacer con una aguja gruesa u otra herramienta como un punzón. Por estas cavidades introducimos la cuerda. Ve metiendo verdura tras verdura, dejando un espacio entre ellas.

Si ves que se mueven, siempre puedes hacer un nudo para que no se vaya la fruta. También puedes hacer esto con las lechugas. Como ves están partidas por la mitad y son los cogollos, para que no pese tanto.

Al igual que la elección de los pimientos, que están huecos por dentro, las lechugas se reducen a la mitad para eliminar peso de la guirnalda. Luego solo has de atravesarlas con una cuerda de tu elección y lista para decorar cualquier espacio!

foto: theflairexchange