Hamacas de jardín

Una manera de disfrutar el tiempo libre es relajados en una hamaca, es uno de los placeres incomparables de la vida. Si tenes la posibilidad de disfrutar este momento en tu jardín mucho mejor. Aprovecha de buenos momentos para eliminar el estrés que afecta a tu vida diaria.

En el mercado encontrarás una gran variedad de hamacas, para todos los gustos y para todos los estilos de decoración. Lo único que debes tener en cuenta a la hora de elegirlas son ciertas nociones de las que hablaremos en el artículo de hoy.

La hamaca que vayas a elegir debe cumplir ciertos requisitos. En primer lugar deberás tener en cuenta la dimensión de la hamaca, su ancho no debe ser superior a los 140 centímetros. Escoge un tamaño que se adapte a tu jardín y a tus necesidades. Piensa que el tamaño de la hamaca no implica resistencia, que sea más grande no quiere decir que pueda soportar más peso.

Hamacas de jardín

La resistencia de la hamaca dependerá del material, no del tamaño que tenga. Si bien se debe tener en cuenta el material también debemos pensar en la resistencia, influyendo la calidad de las terminaciones y el número de cuerdas. Para las hamacas que sean de buena calidad la cantidad de cuerdas debe ser entre 30 y 50.

El material de la hamaca es importante por muchos motivos, siempre se debe elegir un material que sea lo más resistente posible y que soporte los cambios de clima. Existen hamacas con materiales resistentes a los rayos del sol, ya que al estar al aire libre algunas telas pueden estropearse o resecarse.

Es necesario que las hamacas sean mantenidas correctamente, deberás protegerlas de la inclemencias evitando dejarlas bajo la lluvia. Las cuerdas que la sujetan no deben vincularse con la desinstalación y la instalación. Los materiales de las hamacas deben limpiarse a mano y secarse en un sitio en donde no estén expuestos al sol directo.

Las hamacas podrán durar mucho tiempo pero no se pueden dejar al aire libre por mucho tiempo.

Foto | Flickr