Jardín con estilo victoriano

Los jardines que tienen un estilo victoriano se caracterizan por ser clásicos, en algunos casos con un exceso de decoración y por tener abundantes plantas. Normalmente son jardines de exhibición en donde se busca obtener paz y tranquilidad. Cabe destacar que son áreas que requieren de un gran presupuesto para su mantenimiento.

Este tipo de jardín comenzó a verse desde comienzos del 1600, se utilizaban para alimentar a las ciudades que sufrían ataques o estaban en peligro de ser atacadas. En las guerras posteriores tenían el fin de complementar el racionamiento de alimentos. En la actualidad son una excelente alternativa para acercar a los niños a la naturaleza.

Caracteristicas de los jardines victorianos

Elementos que no pueden faltar en un jardín victoriano

Gran cantidad y diversidad de plantas. Estos jardines tienen numerosos macizos de plantas, además de macetas decorativas con especies llamativas y exóticas. Si se trata de un jardín con algunos años notarás la importancia que se le da a los árboles, arbustos y setos, todos cortados en formas geométricas. La zona dedicada al césped deberá estar muy prolijamente cortada.

Formalidad en los elementos. Este tipo de jardín incorpora muchos adornos y estructuras decorativas que favorecen a la decoración, los camino de gravilla sinuosos son clásicos de este tipo de decoración, lo mismo que los bancos, pérgolas, fuentes, invernaderos para plantas tropicales.

El material más usado es el hierro forjado. Si bien también se pueden ver elementos de piedra, madera o ladrillo. Siempre presentados en diseños formales.

Entre los colores que más se usa en los jardines de estilo victoriano encontramos el blanco. Los bancos, los arcos, las vallas, las pérgolas y otras estructuras deberán estar pintadas de ese color.

Foto | FLickr