Jardín junto al mar: algunos trucos y consejos a considerar

Muchas veces, las personas que viven cercanas a las costas, realmente cercanas, quieren poner en sus casas un jardín junto al mar, lo que si bien hace que luzca mucho mejor, también requiere de unos cuidados muy específicos. Por eso mismo en esta ocasión queremos mencionarte ciertos trucos y consejos que te ayudarán a no solo tener un jardín junto al mar, sino también a no morir en el intento de mantenerlo siempre prolijo.

Las claves de un jardín junto al mar

En efecto, lo primero que debemos tener en cuenta es que un jardín junto al mar requiere que nos fijemos en algunos puntos muy concretos. Entre ellos podemos mencionar el viento de la zona, que normalmente será mayor que kilómetros hacia adentro, el buscar un mantenimiento más bien mínimo, la salinidad del suelo y el agua, y una lista de las especies de plantas que pueden adaptarse a esa condición sin sufrirla.

Jardín junto al mar
Pixa Bay

Justamente, esto que decíamos del viento es una de las razones para que sea habitual en un jardín junto al mar encontrar especies como por ejemplo las palmeras, puesto que sus troncos son tan flexibles como resistentes. Además, si has puesto algunas especies de plantas que no necesariamente sean las mejores para esa zona geográfica, deberás regarlas incluso cuando llueva para quitarles un poco de salinidad.

En cualquier caso, evitar que los vientos fuertes penetren tu jardín puede ser también una buena idea, y por eso recomendamos cubrirlo en toda su extensión mediante el uso de muros, o setos, que aunque tardan más en crecer son mejores. Y si es una casa de fin de semana o vacaciones, no vayas a poner especies costosas, que por increíble que parezca luego es probable que se las terminen robando dejándote con una gran molestia.

¿Tienes un jardín junto al mar? ¿Cómo lo proteges del viento?