Jarrón con una bombilla

Buenos días amigos, este jarrón realizado con una bombilla es un ejemplo más de ver cómo se puede reciclar algo, transformándolo en otra cosa completamente diferente.

Las bombillas son artículos que dan mucho juego, en este caso se ha convertido en un bonito jarrón donde podemos poner las flores que más nos gusten.

Si quieres añadir flores, plantas en el interior de tu hogar.. ahora puedes pensar en poner algunos jarrones.

jarronEn este caso es un jarrón bastante especial, ya que se trata de una bombilla. Es más fácil de hacer de lo que pensamos y seguro que te gustará la idea.. sobretodo para ambientes modernos y con un toque de originalidad.

Si tienes una bombilla que ande estropeada, no la tires.. simplemente transfórmala en un florero.

Es fácil, solo has de vaciar su interior. Retira de la misma todos los filamentos con ayuda de unas pequeñas pinzas o alicates.

Para ello, en muchas ocasiones, has de retirar la parte de arriba de la bombilla. Si vas a  hacer esto procura llevar unos guantes.

Luego elimina todo lo que haya en el interior de la bombilla. Esto lo vamos a sustituir por una bonita planta.

Puedes hacer dos cosas, bien llenarla de agua y añadir la flor o flores que quieras.. o bien llenarla de tierra y poner una semillita o transplantar una florecilla.

Es algo importante buscar una buena base para que el florero se mantenga como tu quieras, por ejemplo de pie.

Esta vez vemos una base de metal, que es la que sujeta el florero. De líneas simples y sencillas, estas pequeñas barras sujetan tranquilamente el jarrón sin temor a que vuelque.

Pero también puedes poner algunas cuerdas y colgar el jarrón de alguna parte del techo, en un mueble o en tus rincones favoritos.

Espero que os guste la idea tanto como a mi!

Foto: recycledhomes