Luz y temperatura ideales para el desarrollo de los cactus (II)

Para que tu cactus pueda tener una buena floración es aconsejable dejar la planta en un estado de reposo durante los fríos días del invierno, reduciendo al mínimo la cantidad de agua y sin colocar abono. Hazlas invernar dentro de un sitio fresco dentro de la casa, que sea luminoso.

Especies como la Chamaecereus silvestrii únicamente florecerá si durante el invierno no ha recibido un golpe de frío.

Aquellas plantas que invernan en un sitio fresco o sin luz no deben recibir agua, ya que pueden pudrirse. Aquellas que pasan el invierno con calor (temperatura aproximada de 20 grados) deben ser regadas moderadamente (3 veces por mes), pero no deben abonarse.

cactus

Cuando termine la etapa de reposo de los cactus nunca deberás sacar la planta de golpe al sol. En el caso de que haya estado en la penumbra corre el riesgo de sufrir quemaduras. Por eso deberás ir adaptándola nuevamente a la luz. No la fertilices hasta que la planta esta nuevamente adaptada, avanzada la primavera. Es necesario acostumbrar a los vegetales al sol a principio del período vegetativo.

Las Crasas deben colocarse muy cerca de las ventanas, algunas de ellas como las Agave, Yucca, Nolina, Opuntia, Cereus son muy usadas para decorar los pasillos, los rellanos de las escaleras.

Muchas especies no soportan el sol directo, por eso si están colocadas en una ventana muy soleada se pueden cubrir (las ventanas) con algún papel blanco, llama o se puede colocar una persiana. Recordemos que los cristales no filtran los rayos ultravioletas, que son muy dañinos y pueden quemar la epidermis de la planta.

Otra buena opción es el uso de los invernaderos, en ellos se consiguen temperaturas y condiciones adecuadas.

Foto | Flickr