Piedras blancas para decorar el jardín

Uno de los elementos decorativos más modernos son las piedras blancas, podrás encontrarlas en diferentes tamaños y su uso tiene varias ventajas. Las podrás conseguir en tiendas donde se comercializan productos de jardinería. Si bien podremos encontrar piedras de este tipo en varios tonos hoy nos referiremos puntualmente a las piedras blancas.

Al colocarlas en el jardí el aspecto cambiará notablemente, volviendo el espacio más atractivo, con un fuerte valor estético al lugar.

Piedras blancas
Fuente: Z Stone

Las piedras blancas para decorar están consideradas como un elemento natural muy resistente a los cambios climáticos, pueden pasar mucho tiempo a la intemperie si tener que realizar trabajos de mantenimiento. Generalmente se usan para la creación de obras de paisajismo por la belleza que poseen.

Si te animas podrás colocarlas también en tu jardín sin necesidad de contratar un jardinero ni un paisajista, lo único que necesitas es algo de buen gusto y creatividad.

Normalmente se comercializan en bolsas de 10 a 30 kilos. Colocarlas es muy fácil, bastará que planifiques un buen diseño y la colocación apenas demorará unos pocos minutos. Si vas a comprarlas recuerda que su nombre técnico es ‘piedra natural triturada ornamental‘.

Deberás especificarle al vendedor el tamaño y el color que desees. Como te dijimos anteriormente, colocarlas es muy sencillo, pero para tener éxito necesitaras tener el terreno preparado. En primer lugar deberá estar nivelado y totalmente liso.

Luego deberás usar una malla antihierba y sobre ella una capa de 6 centímetros de espesor de piedras blancas. Normalmente las piedras blancas son usadas ara cubrir el suelo. Se pueden combinar a la perfección con todo tipo de planta y con otras piedras.

Generalmente se combina con plantas secas, por ejemplo los cactus u otras especies que no requieran de mucha agua o prefieran la tierra árida para el desarrollo. Este tipo de piedra se puede colocar en canteros, macetas, senderos, bordes de jardines, etc.