Plantación y trasplante de plantas

 

La mejor época del año para plantar árboles es durante el otoño. Cuando los grandes calores ya se han marchado. Otra excelente época del año para hacerlo es durante la primavera, en esta época las lluvias suelen ser más abundantes, lo que nos facilita el riego.

Un punto fundamental es que no los plantes muy apretados, ya que luego es perjudicial para la competencia que debe establecer con los otros árboles en búsqueda de espacio, luz y agua, además de los nutrientes que se encuentran en el suelo. Sepáralos lo suficiente como para que puedan ser desarrollados adecuadamente.

Si quieres disfrutar de un correcto desarrollo de un árbol es muy importante que tengas paciencia, en el caso de los arbustos puedes plantas en los huecos que van dejando las plantas de temporada. De esta forma evitaremos eliminar o trasplantar la masa vegetal que se vaya formando.

arbol

Ten en cuenta que algunas especies se desarrollan mejor en el sol y otras en la sombra. Por ejemplo, las plantas con flores se desarrollan mejor en sitios con sol. En el caso de que sea necesario podrás brindarle algo de sombra a las especies más sensibles instalando una malla de sombreo.

Si la zona en donde vives tiene vientos fuertes deberás elegir especies que sean duras, que puedan proteger a otras.

Recuerda llevar un cuaderno en donde anotarás las fechas de siembra y los abonos que le colocas a cada especie.

Cuando hayas plantado un nuevo árbol o arbusto deberás regarlo y luego rociarlo regularmente para aumentar su humedad general, esto nunca debes hacerlo en las horas fuertes de sol, siempre es preferible hacerlo por la mañana bien temprano o a la nochecita.

Ten presente que cada planta requerirá un tiempo de adaptación a la zona diferente. Cuando esté aclimatada comenzará con el crecimiento, antes no.

Con respecto a los trasplantes de los árboles podemos darte algunos consejos:

  • Realízalo un día que esté nublado y fresco.
  • El día anterior de extraer la planta deberás regar la tierra para que esté húmeda.
  • Remueve la tierra que recibirá la planta y colócale el abono adecuado para su especie.
  • Luego del traspaso riega la zona de forma abundante.
  • Poda su parte superior para evitar que la excesiva transpiración marchite a la planta.

Foto | Flickr