Plantas peligrosas (Parte II)

Seguiremos hablando de las especies que pueden ser peligrosas si se tienen en el jardín, especialmente cuando hay mascotas o niños. Te aconsejamos leer el artículo anterior, en el cual nos referiremos a otras especias muy tóxicas.

Regaliz americano
Nombre científico Abrus precatorius
Se trata de una especie que pertenece a la familia Fabaceae. Tiene sus orígenes en las montañas de Indochina e India, aunque también se la encontraba en África y algunas zonas de América. Se desarrolla a la perfección en zonas con suelo arenoso y cerca de las playas. Es conocida por mucho como chochitos de indio, peonía, pepusa.

Plantas peligrosas

La parte tóxica de esta especie son las semillas, las mismas cuentan con un alcaloide denominado abrina, la cual puede resultar altamente tóxica (especialmente en los niños). En la antigüedad era usada para eliminar parásitos intestinales pero resultaba mortal en la mayoría de los casos.

Cicuta
Se trata de una planta que pertenece a la familia de las Apiaceae. Pueden llegar a crecer hasta 1 o 2 metros de altura. Esta planta tiene alcaloides, entre los que se destacan los glocósidos flavonicos. Algunos granos de los frutos verdes podría llegar a provocar la muerte de una persona, es un veneno muy violento para los conejos, bóvidos y carnívoros. En el humano genera fuertes trastornos digestivos, vértigo, parestesias, descenso de la temperatura corporal, reducción de la fuerza muscular.

Adelfa
Nombre científico Nerium oleander
Se trata de un arbusto también conocido como laurel del jardín, baladre, trinitaria. Pertenece a la familia Apocynaceae. Si se encuentra en sitios idóneos puede llegar a formar un árbol con un porte pequeño, de hojas perennes. Las hojas, flores, semillas, ramas son venenosas.

La intoxicación provocada por esta planta es similar a la intoxicación digitálica. Entre las 4 y las 12 horas después de la ingesta empiezan a aparecer alteraciones gastrointestinales junto con nauseas y vómitos, el cuadro puede continuar con convulsiones, disnea, arritmia. En algunos casos se llega hasta el bloqueo cardíaco.