Plantas tóxicas que debes evitar en tu jardín

Este es el tercer artículo en el que nos referiremos a las plantas tóxicas que no deberás tener en tu jardín para mantener la salud de tus mascotas, principalmente si tienes perros o gatos. Existen muchas plantas que pueden perjudicar a nuestro fiel compañero, muchas de ellas con una apariencia totalmente inofensiva.

Entre las plantas que no tenemos que tener si nuestra mascota es un perro son: acebo. agrifolio. cardón.
El Xardón, cuyo nombre científico es Ilex aquifolium, tiene frutos y semillas que son venenosas. Si un perro ingiere una cantidad mínima de los frutos aparecerán problemas gastrointestinales con fuertes vómitos y diarreas, somnolencia, ,malestar general. Si llega a ingerir una dosis superior puede aparecer un grave cuadro de deshidratación, shock y muerte.

Plantas tóxicas
Fuente: A Gonzales

El Leondro, cuyo nombre científico es Nerium oleander, tiene todas sus partes muy tóxicas. Las consecuencias dependerán de la dosis y del tamaño del animal. Aparecen trastornos gastrointestinales acompañados con vómitos, irritación diarrea, dolores abdominales. También puede aparecer fiebre, trastornos cardíacos, taquicardia, aumento de las contracciones del corazón En los casos más grande se llega a la muerte por paro cardíaco.

La Estrella de Caballero (Amaryllis belladona) es una planta de bulbo muy tóxica. Luego de su ingesta aparecen vómitos, problemas gastrointestinales, dolores, malestar general, problemas de coordinación, problemas cardíacos y si existe una sobredosis el animal muere.

Otra planta tóxica es el Caladio (Caladium hortulanum). Si bien existen diferentes especies todas ellas tienen alguna parte que es peligrosa. Los síntomas comienzan con un fuerte ardor bucal, salivación abundante, dolores, hinchazón de la lengua, dolores de estómago e intestinos. En muchos casos suele aparecer problemas al respirar.

La planta llamada Ciclamen (Cyclamen) tiene una sustancia denominada ciclamina, que se concentra en su raíz, la cual es muy purgante, muy toxica para los animales. Los síntomas más frecuentes con trastornos gastrointestinales, vómitos, diarrea.