Proteger la madera para que pueda soportar las inclemencias del tiempo

Si quieres mantener tu jardín con una bonita decoración será necesario tomar las medidas necesarias para proteger la madera de su decoración, así podrá soportar sin sufrir cambios el uso diario y las consecuencias de las condiciones climáticas adversas. Para saber que tratamiento realizar deberemos conocer las características de cada madera.

Uno de los enemigos más grandes de la madera que se encuentra en el exterior (en muebles, pisos, paredes) son los rayos solares. Por ellos la madera puede perder su aspecto natural rápidamente tomando un desagradable tono grisaseo, secándose por dentro. Esto se genera porque la madera sufre una degradación en un material denominado ‘lignina’, después de estar expuesta al sol y al recibir el agua de lluvia se elimina la lignina y la madera se comienza a agrietar, provocando, entre otras cosas, hongos.

Proteger la madera
Fuente: Carolina Zuluaga

Si la madera no es tratada correctamente se termina pudriendo, por eso es muy importante brindarle una protección para que no la afecte la humedad. Un momento ideal para realizar los tratamientos de protección es después de las clásicas lluvias otoñales.

El tratamiento se deberá realizar teniendo en cuenta, entre otros aspectos, la resistencia de la madera. La durabilidad de una madera y otra se basa, principalmente, en la cantidad de taninos, resina y aceites que están presenten en los tejidos interno.

Dentro de las maderas más durables encontramos la teca, palo de hierro, guayacán, ukola. Otras maderas también durables son la caiba, el roble, cedro, castaño. Las que tienen una durabilidad media son el pino, abeto, roble americano. Y las que no son muy durable son el abedul, balsa, chopo, ramín.

En el caso de los muebles para jardín y exterior, obviamente, quedan descartadas las maderas de árboles tropicales.

Los protectores que vayamos a usar para las maderas deberá aplicarse en las dosis indicadas en los envases. Muchos tienen la ventaja de protegerlas de varios agentes destructores.