Regar las orquídeas, evita el exceso de agua

En el momento de regar las orquídeas deberás tener en cuenta la importancia de evitar el exceso de agua, ya que esto puede resultar muy perjudicial para la salud de tus plantas.

Si notas que tu planta de orquídea no luce demasiado bien y los síntomas son visibles podrá deberse a un exceso de agua. En estos casos será necesario colocar la planta en un macetero de sustrato de crecimiento.

Regar las orquídeas
Fuente: Stella Marias

También deberás cortar con una tijera de podar las raíces que están muertas o en proceso de descomposición, especialmente si las raíces se ven llenas de hongos negros. En estos casos puntuales se tiene que colocar fungicida en las plantas antes de colocarlas en su nueva maceta.

Siempre utilizar un sustrato nuevo y bien grueso, con una buena textura, de lo contrario las raíces se secarán rápidamente y las plantas no podrán estabilizarse. En el caso de que la planta tenga un exceso de agua seguramente terminará con pocas raíces por el tratamiento que deberá pasar, para poder anclarse bien al nuevo sustrato se deberá usar una estaca de madera y pita suave para que se pueda afirmar.

Si la planta no tiene más raíces sanas los expertos recomiendan colocar la planta en una bolsa plástica transparente. La bolsa ayudará a que la planta no pierda su humedad y la propia evaporación del agua ayudará notablemente a mantener las hijas. La bolsa deberá colocarse en donde reciba buena cantidad de luz de manera indirecta, nunca ponerla al sol directa ya que la planta morirá rápidamente. Cuando empiecen a nacer las raíces coloca las plantas sobre una bandeja de agua.

En algunos casos se puede pecar por no regar demasiado las orquídeas, un error común es pulverizar con agua las hojas y no darle la cantidad necesaria por el sustrato. Entre los síntomas más comunes de este problema es la planta que luce marchita, pero las raíces continúan sanas, o se nota débil con hojas que se sueltan fácilmente.