Reproducción de cactus por semillas

Un artículo más en el que nos referiremos a la reproducción de cactus por medio de semillas. Te aconsejamos leer el artículo anterior sobre este mismo tema para que puedas tener más información.

Época para sembrar las semillas de los cactus

La mejor época para sembrar las semillas es durante la primavera y también durante el verano. Es fundamental conservar las semillas hasta que llegamos a ese momento, una buena manera de conservarlas en dentro de la nevera, en el apartado de los vegetales.

Reproduccion de cactus
Fuente: Grand Canyon NPS

En algunos casos se pueden sembrar en el otoño y en el invierno, pero esto sólo es posible en los ambientes correctamente calefaccionados y con luz artificial especial para que puedan germinar. Una buena medida es contar con un sistema de calefacción para semillero eléctricos.

La temperatura ideal para que puedan germinar las semillas de cactus y otras plantas suculentas es de 21 a 30 grados. En el caso de temperaturas inferiores o más altas no se pueden germinar.

Sustrato para la reproducción de cactus por semilla

El sustrato que se use para la reproducción de cactus deberá ser poroso y contar con un buen drenaje, de lo contrario al ir creciendo se pueden pudrir las raíces. En los locales especializados se venden mezclas para las cactáceas y para las crasas, si quieres podrás fabricarla tú misma sin demasiado trabajo.

Si quieres hacerla una mezcla correcta sería: 50 por ciento de mantillo muy hecho pasado varias veces por una malla para que se pueda separar los grueso, 40 por ciento de arena de río lavada, 10 por ciento de turba rubia o turba negra. Todo debe estar muy bien mezclado para obtener un sustrato homogéneo.

Lo fundamental es conseguir una preparación en la que se disminuya la posible aparición de hongos, por eso es necesario siempre trabajar con herramientas y sobre una superficie limpia. Algunos expertos en la materia recomiendan que cuando el sustrato ya está preparado colocarlo en un horno común o en el microondas para esterilizarlo.

Para realizar un semillero se pueden emplear potes plásticos, este tipo de recipientes ayudan a minimizar las pérdidas en el caso de que aparezcan los hongos, lo ideales serían las macetas de plástico de 7 centímetros de diámetro. En las macetas o recipientes plásticos se coloca una tapa o una bolsa cerrada de plástico.

En los negocios especializados se venden cajas de propagación o mini invernaderos. Este tipo de recipiente tiene una cubierta de plástico o de cristal, algunos modelos están dotadas de calefacción con cables que se enchufan a la red eléctrica. Esto ayuda a mantener una temperatura ideal en el otoño e invierno.