Semillas de cactus para una reproducción acertada

Existen algunas pautas que se pueden tener en cuenta a la hora de llevar adelante una reproducción con semillas del cactus y crasas. La multiplicación de las plantas crasas, dentro de las cuales se encuentran los cactus, es fácil, lo que nos permite en poco tiempo ampliar la colección de plantas.

Entre las maneras de multiplicarse encontramos: las semillas de cactus, esquejes, división de mata, hijuelos, injertos. En el día de hoy nos ocuparemos de la multiplicación por semillas. Este método requiere de mucha paciencia, pero los resultados son gratificantes.

Multiplicación por semillas de cactus
Fuente: MCLCBOOKS 
 

Tengamos presente que cuando multiplicamos una planta usando semillas tendremos como resultado una planta que no será idéntica a sus padres, pero será bastante parecida. En el caso de que la multiplicación sea por esquejes saldrá un ejemplar exacto a la planta madre, un clon.

Se suele multiplicar las plantas por semillas ya que en ocasiones es la única forma de reproducirse. Además se usa cuando se quieren conseguir especies híbridas, o sea, cruzar diferentes especies para obtener una nueva.

Formas de conseguir las semillas

Es normal que se fracase si se quiere usar semillas que no fueron fertilizadas en el proceso natural, puede pasar que si se compran sean viejas o hayan estado mal conservadas. Las semillas de cactus pueden tener una viabilidad de un año y se pueden seguir germinando por dos o tres años, pero con el paso del tiempo el porcentaje de éxito será cada vez menor.

Existen diferentes manera de conseguir semillas. Una de ellas es usar semillas de cosecha propia, en este caso deberás esperar que los frutos estén completamente maduros, sino las semillas no estarán bien maduras. Se deberán dejar secar en un sitio seco que no sea muy caluroso y pasar las semillas varias veces por agua. Después guardar las semillas en un sobre de papel con el nombre de la especie. Los expertos aconsejas conservarlas en la nevera, en el sitio en donde se colocan las verduras y frutas.

Otra alternativa es comprar las semillas o intercambiarlas en asociaciones, clubes, etc.