Robots cortacésped, lo último para tu jardín

Si queremos tener un césped sano y bonito debemos cuidarlo y es un laborioso trabajo. En la estación primaveral, cuando las temperaturas comienzan a subir, la hierba crece y hay que segar de forma periódica. Cuando llega el verano, deberemos aumentar la frecuencia de corte, por lo general semanalmente.

Una de las mejores opciones para cortar el césped de forma rápida, cómoda y eficaz es utilizar un robot cortacésped. Vamos a conocer más sobre él:

¿Qué es un robot cortacésped?

Este robot es una máquina que automatiza la labor de cortar el césped. Hablamos de una herramienta que funciona gracias a una batería eléctrica y que cuenta con un cable delimitador que le dice la superficie en la que tiene que trabajar y una base en la que descansa de la labor recargando su batería.

Beneficios de un robot cortacésped

La principal es el gran ahorro en cuanto a tiempo. Cualquiera que corta césped sabe el tiempo que nos puede llevar esta tarea, por lo que se agradece mucho su labor.

Hace posible que podamos disfrutar de un bello césped sin que tengamos que estar en el hogar, puesto al ser automatizado, puede ser cortado mientras se trabaja, en periodos vacacionales etc.

Actualmente, si queremos ahorrar tiempo, muchas personas optan por comprar un robot cortacésped o elegir la colocación de césped artificial, una solución también interesante y que también nos permite ahorrar mucho tiempo.

Los robots cortacésped tienen también tienen la ventaja de que no ocupan mucho espacio, siendo actualmente muy silenciosos. Aquellos tiempos en los que había que tener una segadora guardada en la cochera son ya algo del pasado.

Más contenidos recomendados:
Plantas vasculares

Tampoco es necesario estar conectando cables de alimentación, llenar el depósito o estar recargando su batería. El robot tiene un lugar fijo en el jardín, la denominada base de carga que retorna automáticamente cuando termina el trabajo.  Puede estar colocada allí incluso aunque esté lloviendo o le moje el agua con la que regamos.

Merece la pena también hablar del bajo nivel sonoro, ya que, como decimos, la reducción de la sonoridad con respecto a las tradicionales segadoras a motor es importante. Si una máquina de las de toda la vida emitía unos 100 dB, el robot cortacésped no supera los 60 dB.

Como ves, optar por estos robots es una magnífica solución  que nos facilitan mucho la labor y que se pueden comprar en tiendas especializadas, tanto físicas como vía online.