¿Te gustan los naranjos? ¡Decora con uno pequeñito!

Si tienes falta de espacio, pero te encantan los árboles frutales, hoy te sugiero un naranjos pequeños para decorar tus lugares favoritos. Lo mejor de los árboles frutales es el olor y el aroma que impregna cada rincón, si es pequeño lo puedes incluir en estancias como la cocina o el comedor.

Hay árboles cuyas características lo conforman o catalogan como árbol enano. Existen árboles frutales enanos y entre ellos los naranjos. Si te encantan las naranjas ¿por qué no incluir uno de estos en el interior de tu hogar? Además de aroma, estarás incluyendo mucho color… no se a vosotros, pero a mi el color naranja simplemente ¡me encanta!

Ahora que estamos en verano, quedarán estupendamente este tipo de árboles en nuestros rincones favoritos ¿Quieres probar? aquí te dejo alguna fotografía para que veas como quedan, formando parte de la decoración. Las dimensiones pequeñas, apropiadas para espacios con pocos metros cuadrados, son perfectas para aprovechar y decorar con ellas.

naranjo enano

Además de perfumar y decorar, estos árboles frutales también sirven para comerlos… NO entero, pero sí su fruto XD Incluso puedes servirlos como postre, mininaranjas para comer… ummm deliciosa fruta C para nuestro organismo ideal para evitar resfriados de verano o de invierno.

Los árboles frutales enanos, en este caso el naranjo, no suelen superar el medio metro de altura… aunque claro está, no todos son iguales… puede que algunos se queden un poco más pequeños o quizás algo más grande. Si te ha gustado esta idea y quieres decorar con estas plantas, tan solo has de buscar un lugar donde de mucho el sol… puede ser cerca de la ventana.

Ya sabes que las naranjas necesitan mucha luz natural y sol, para crecer sanas y fuertes… el árbol, aunque sea enano necesita también de estos factores para crecer sano y feliz. Por ello un lugar apropiado será cerca de la ventana, aunque también lo puedes poner en una terraza o balcón. También es cierto que, si les da demasiadas horas de sol al día pueden quemarse… sobretodo los mas jóvenes.

Si tienes un naranjo enano o bien piensas tenerlo, os recomiendo que el riego en verano sea de forma diaria para que no se seque. En meses de más frío no necesitará tanta agua, puedes regarlo una vez a la semana y con esto será suficiente. También os comento que a la hora de abonar lo hagas de primavera a otoño. El abono puede ser orgánico y de manera más o menos frecuente. En tiempo de frío, intenta que el abono que añadas contenga más hierro, potasio y zinc.

foto: thefind