Trasplante de plantas trepadoras

Te enseñaremos a trasplantar las plantas trepadoras, considerando que será necesario tomar ciertos cuidados especiales. Recordemos que trasplantar es sacar un ejemplar del lugar donde ésta plantado y volverlo a plantar en otro sitio.

Existen diferentes motivos por los cuales puede ser necesario trasplantar una enredadera. Entre ellos podemos mencionarte: si queremos usar el sitio para colocar otra cosa, si nos está molestando, si se necesita hacer alguna obra para lo cual se necesita el lugar.

Ante estas circunstancias muchas personas toman la sabia medida de traspasarlas a otro lugar, en vez de cortarlas y arrojarlas a la basura. Recordemos que las enredaderas son arbustos de porte mediano que tienen un gran valor económico.

trepadora

Una planta trepadora de un tamaño grande o mediano es bastante complicada de trasladar, puede ser muy difícil de despegarla del muro, en esos casos será necesario podar casi todas las ramas quedándose solo con el tronco y con las ramas principales. Ten en cuenta que puede dificultarse su supervivencia si se trata de una planta vieja.

Existen algunas especies que son mucho más difíciles de trasplantar, otras son más duras y aguantan el cambio relativamente bien. Ten en cuenta que una enredadera que ha sido trasplantada necesitará de cierto tempo para recuperarse.

Cuando el tamaño de la planta es muy grande será más difícil de trasplantar que un ejemplar pequeño, existen más posibilidades de no agarrar.

El trasplante debe hacerse cuando la planta esté en descanso, la mejor época para cambiarla de lugar es durante el invierno, nunca debes hacerlo cuando se encuentre en la etapa de crecimiento o actividad.

Si bien la mejor época para hacerlo es durante el invierno deberás evitar los días de heladas.

Foto | Flickr