Una pintoresca planta carnívora

Las plantas carnívoras suelen ser muy pintorescas y vistosas. Una de las más conocidas es la Dionaea, conocida también como Diana atrapamoscas, Atrapamoscas, Dionaea muscipula.

Esta planta pertenece a la familia de las Droseraceae, tiene sus orígenes en Estados Unidos.

En su estructura tiene un rizoma, del cual van saliendo hojas que tienen forma de roseta que crecen al nivel del suelo, al final de cada hoja se encuentra la trampa para las moscas, que está formada por dos lóbulos. Además tiene un tallo con flores blancas que se agrupan de a dos o diez.

Planta carnivora

La floración genera un marcado debilitamiento, en muchos casos se aconseja cortar este tallo antes de que la planta alcance su total desarrollo. El follaje se atrofia durante el invierno, pudiendo llegar a desaparecer, durante la primavera vuelve a rebrotar.

Si tienes una Dionaea en tu casa deberás saber que llega a sobrevivir entre uno y tres años.

Aunque no lo creas es una planta bastante fácil de cuidar. Puede desarrollarse de manera óptima en sitios con semi sombra, en el caso de que el clima no sea muy calurosa también puede ser ubicada a pleno sol.

Soporta las altas temperaturas durante el verano, pero no soporta demasiado frío durante el invierno (la temperatura mínima a la que puede ser expuesta son 10 grados). Durante el invierno la planta descansa.

Con respecto a la humedad podemos decirte que el ambiente ideal debería tener entre un 40 y un 70 por ciento de humedad. Recordemos que su ámbito natural es en las proximidades de los pantanos.

La tierra en donde está siempre debe estar húmeda. Puedes tomar dos formas de riego, en una puedes colocar un platito debajo con agua para que la tierra vaya absorbiéndola. Otra forma es regarla por inmersión de la maceta, pero evitando que se mojen las hojas, puedes hacerlos cada tres días dejando una hora en esta condición, en invierno solo deberás realizar este método una vez a la semana.

Nunca debes usar agua de grifo, sí puedes usar el agua de lluvia o destilada.

Foto | Flickr