5 Usos para las hojas secas ¡Decora tus espacios!

Las hojas secas tienen muchos usos. Puedes utilizarlas tanto para decorar, como para hacer con ellas algo funcional. La verdad es que tienen muchas formas de ser utilizadas en diferentes campos, incluso para realizar compost casero y orgánico (como yo lo prefiero) Si quieres tener en cuenta algunas ideas más ¡sigue leyendo!

Reciclar es muy fácil y está a la mano de todo el mundo. Se pueden reciclar hasta la cosas más insospechadas. En este caso las hojas también se pueden aprovechar para realizar miles de cosas con ellas, aunque solo ponga cinco. Espero que te gusten y que puedas añadir otras ideas que tengas en mente o ya hayas llevado a cabo.

hojas secas
Fuente: Randomthoughtstome

1. Realizar cuencos. Fabulosa idea para aprovechar las hojas muertas o secas. Basta con tener un globo o una pelota a mano. Luego cubrir parte de la misma con cola blanca de carpintero (según la profundidad que quieras dar al cuenco) Después ve pegando, con cuidado, las hojas secas. Cubre éstas también con cola, hasta que queden planas. Cubre toda la superficie y da tantas capas de pegamento como quieras (dejando secar entre ellas) Por último pincha el globo o desinfla la pelota ¡verás que cuenco tan original!

2. Forrar frascos. De esta forma puedes reciclar frascos y tarros que tengas en casa. Al igual que en la anterior idea, forra con cola de carpintero todo el frasco o parte del mismo. Deja secar y listo. Una idea para aderezar es añadir algo de cuerda rústica enrollada, por ejemplo en la boquilla. Quedará genial.

3. Adornos para Navidad. Puedes convertir una hoja en un bonito adorno para colgar en el árbol. Para ello coge una hoja grande y seca. Luego cubre con cola blanca de carpintero y deja secar. Por último practica un agujero en una parte de la hoja, añade una cuerda o lazo y lista para colgar.

4. Decorar paredes. Es una idea decorar la pared del dormitorio infantil, como si fuera un mural. Puedes hacerlo de muchas formas, incluyendo este tipo de hoja. Una idea es dibujar un gran ábol, con más o menos detalles, y luego agregarles las hojas secas que quieras. Fíja éstas y quedarán preciosas.

5. Hacer compost orgánico. Por último, puedes agregar estas hojas al copost casero que estés haciendo en casa. De eta manera se degradarán, al igual que el resto de materiales, y formará parte del alimento que hará crecer a nuevos cultivos.

¿Qué te parece? ¿Qué otras ideas tienes?