Arriates elevados, cómo hacerlos

Si estas buscando un sitio ideal para cultivar plantas y flores en tu casa una buena opción es construir algunos arriates elevados. Los expertos en jardinería consideran que gracias a este tipo de lugar las plantas tienen la posibilidad de absorber más nutrientes, además de mantenerse en perfecto estado. Tienen la ventaja de ser espacios donde cultivar las plantas es más fácil, se pueden tener un control en calidad del suelo y el regadío es más eficaz.

En los arriates elevados el trabajo del jardinero se desarrollará más fácilmente, ya que el hecho de recoger frutos y plantar es simple. Cuentan con el espacio ideal para que crezcan las raíces y siempre se mantengan los nutrientes dentro de la tierra.

Arriates elevados
Fuente: Eduardo Millo

Si estas buscando construir un arriete deberás saber que es muy fácil hacerlo. Es una acumulación de tierra colocadas en fila, los modelos más sofisticados cuentan con un muro dentro del cual se contiene la tierra.

La altura y el tamaño varía en base a la necesidad de cada personas. Para elegir el tamaño, obviamente, se debe pensar en el espacio disponible donde se colocará.

Antes de construir un arriate tendrás que tener todas las herramientas a mano. Entre ellas te aconsejamos contar con una sierra circular, maderos para diseño paisajístico, sierra de inglete, barra de refuerzo, martillo, tela para diseño de paisaje, escuadra de combinación, brocha, metro, maso, abono, tinte para maderas de exteriores.

Los maderos que se deben usar tienen que tener la parte superior e inferior plantas, en los extremos se aconseja que tengan las caras cóncavas. Recuerda elegir maderas que sea resistentes a las inclemencias climáticas y a la descomposición. No importa que tengan una superficie muy lisa, en algunos casos se pueden ver maderos combados y astillados. En en caso de la madera para arriates se debe priorizar la resistencia sobre la belleza.