Calefaccionar los exteriores, algo posible de conseguir

Si tienes que calefaccionar los exteriores contarás con varias alternativas para que puedas aprovechar tu espacio sin importar el clima ni la época del año. Afortunadamente son varias las alternativas que permitirán que disfrutes de tus exteriores sin pasar frío.

Ya sabrás como aprovechar una terraza o jardín durante el verano, pero también podrás pensar en la forma de disfrutarlo en el invierno. En el mercado existen diferentes estufas y radiadores que podrán aportar calor (si la superficie no supera los 20 metros cuadrados).

Calefaccionar los exteriores
Fuente: Lali Masriera

Dentro de las alternativas podrás escoger estufas de exterior a gas y radiadores halógenos. Las estufas de exterior tienen la ventaja de no requerir una instalación eléctrica, pero los radiadores halógenos son más eficientes. Muchos radiadores halógenos cuentan con una alta potencia calórica que alcanza casi el 92 por ciento, lo que los vuelve ideales para sitios fríos.

Aquellos calefactores de taller y calentadores de aire a gas o gasóleo son especiales para sitios como garajes, talleres o carpas.

Mediante un correcto calentamiento por infrarrojos se podrá conseguir emitir una radiación térmica que calienta los objetos a distancia sin tener que calentar el aire como en el calentamiento por conducción o convección.

En base a la longitud de onda de la radiación emitida por calefactores se puede hablar de diferentes tipos de emisores de infrarrojos. La radiación en muchos casos depende del material con el que se han fabricado y la temperatura que se busque alcanzar.

Podemos encontrar calefactores de onda corta o infrarrojo cercano los que cuentan con una muy alta temperatura en el filamento, los calefactores de onda media y los calefactores de infrarrojo lejano o emisores neutros. Estos últimos son artefactos de un gran tamaño que no tienen una luz visible.

En los últimos tiempo se ha demostrado una gran necesidad de disfrutar los espacios al aire libre lo que genera que se deban idear diferentes maneras para mantener una temperatura óptima todo el año. Esperamos que estos consejos que te hemos dado hoy te permitan sacarle el mayor provecho posible a tu jardín, terraza o balcón.